horarioRRHHpress. Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, se ha mostrado partidario de "explorar vías para crear empleo y evitar su destrucción". Con este fin, ha señalado que CCOO está trabajando en el desarrollo de una propuesta que tiene como objetivo sustituir despidos por reducciones de jornada, con complemento salarial a cuenta del Estado. Una medida similar ha conseguido, en Alemania, evitar alrededor de un millón de despidos.

En lugar de suspender el contrato o despedir, en opinión de Toxo, se podría utilizar una figura que ya está contemplada en el Estatuto de los Trabajadores, que es el expediente de regulación de empleo de reducción de jornada. "En una empresa se podrían trabajar cinco o seis horas en lugar de ocho horas al día, a cambio de que todos los trabajadores mantengan el vínculo con la empresa. Con esta medida, la empresa sigue pagando una parte de los salarios y el sistema público de protección al desempleo compensa la diferencia", explica el secretario general de CCOO.

"El dinero que ahora estamos invirtiendo en cobertura al desempleo o en subsidios podría derivarse a financiar esta medida", añade Toxo, quien considera que "el ahorro público puede ser significativo" y que, en todo caso, aunque no fuera así, "la rentabilidad desde el punto de vista social y económico sería evidente".

Opiniones favorables al modelo alemán

Ayer mismo la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se mostró dispuesta a estudiar la implantación en España del modelo de prestaciones alemán para disminuir el paro, consistente en la reducción de la jornada de trabajo combinada con prestaciones sociales.

En la misma línea, el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, también manifestó la disposición de la patronal a analizar con el Gobierno y los sindicatos fórmulas de "flexibilidad" laboral como la alemana.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.