oitRRHHpress. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo esta semana un “llamamiento a la acción” para recuperarse de los efectos de la crisis internacional, al dar a conocer el Pacto Mundial para el Empleo a los presidentes de las organizaciones empresariales de Iberoamérica.

“El Pacto promueve una recuperación productiva, centrada en la inversión, el empleo y la protección social”, dijo el Director de la OIT para América Latina y el Caribe, Jean Maninat, durante su intervención ante la XX Reunión de presidentes de organizaciones empresariales iberoamericanas, que se llevó a cabo en Lisboa del 22 al 24 de noviembre.

Maninat recordó que, debido a la crisis, “el aumento del desempleo ha sido generalizado”, y dijo que según las últimas estimaciones en la región latinoamericana y caribeña habrá unos 18 millones de personas buscando trabajo sin conseguirlo a fines de 2009.

“Lo que la gente pide al sistema económico y a las democracias es empleo”, agregó el funcionario de la OIT. En ese contexto, dijo ante los empresarios, el Pacto Mundial surge como una herramienta para avanzar hacia “una recuperación productiva, centrada en la inversión, el empleo y la protección social”.

El Pacto Mundial para el Empleo fue aprobado en junio de este año por delegados de gobiernos, trabajadores y empleadores en la Conferencia Internacional del Trabajo. El documento contiene recomendaciones de políticas para responder a los efectos de la crisis, que los países pueden adaptar a sus necesidades y situaciones específicas.

“Es una herramienta para materializar la recuperación en la economía real, es una guía importante para el diseño de políticas”, explicó Maninat.

También destacó que el documento pone énfasis en el papel que deben desempeñar las empresas como generadoras de empleo, y en la necesidad de que cuenten con entornos normativos favorables para el emprendimiento.

El Pacto hace mención a la necesidad de promover el concepto de “empresa sostenible”, promovido por la OIT tras una Resolución tripartita adoptada en 2007, y que busca “reforzar el papel del sector privado como agente del desarrollo económico y social”.

Maninat informó que la OIT prepara en América Latina y el Caribe un informe regional sobre empresas sostenibles que será presentado en 2010, en el cual se mencionarán los desafíos que enfrentan los países para estimular la creación de estas empresas y se analizará su potencial para la promoción del trabajo decente.

En la reunión de Lisboa participaron los presidentes de organizaciones empresariales de países latinoamericanos, de España y de Portugal.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.