Imagen de la noticia

Redacción. La experiencia es uno de los factores que más preocupa a los jóvenes recién egresados, principalmente por carecer de ella, motivo por el cual es importante que reclutadores e instituciones educativas tengan en cuenta que las necesidades y retos de millennials y centennials son diferentes a los de otras generaciones.

Así lo ponen de relieve desde la Escuela de Psicología de CETYS Universidad, centro de enseñanza técnica y superior, advirtiendo que esas diferentes necesidades y desafíos de los más jóvenes no implican que, una vez acceden al mercado de trabajo, no puedan integrarse adecuadamente en la cultura de la organización.

Algunas empresas cuentan con programas de talento joven, los cuales permiten incidir directamente en el desarrollo profesional de estudiantes en últimos cursos de carrera o recién egresados. Sin embargo, es importante conocer las habilidades y capacidades del joven y saberle guiar.

Alberto Álvarez Noriega, director de la Escuela de Psicología de CETYS Universidad, ha facilitado algunos ejemplos de lo que los jóvenes pueden hacer por las empresas:

Actualizaciones/nuevos procesos. Los tiempos cambian, y también los procesos y la manera de resolver problemas, por lo que los jóvenes pueden aportar nuevas perspectivas a la organización.

Proyectos más humanos. Los jóvenes de estas generaciones buscan siempre ser parte de proyectos y, sobre todo, de retos que tengan como propósito cambiar al mundo. Buscan proactivamente unirse a causas con fines sociales, programas de voluntariado, de inclusión y de ayuda a los demás.

Proyectos interdisciplinares. Al estar abiertos a nuevos retos, los jóvenes pueden convivir con profesionales de distintos campos. Los proyectos multidisciplinares les ayudan a explorar su capacidad en otras áreas. Su capacidad de trabajo en equipo enriquecerá a la empresa, pues les interesa estar en contacto con otros y conocer sus opiniones.

Tecnologías. Aprovechar a los jóvenes para encontrar plataformas que puedan facilitar las operaciones de la empresa es esencial, ya que ellos están inmersos en estas herramientas y, seguramente, muchas de ellas serán de utilidad para la organización.

Ambiente laboral equilibrado. Pese a que existen muchas diferencias entre generaciones, es importante encontrar personas adaptables a una amplia variedad de situaciones. Muchos jóvenes poseen esa capacidad y generan un mejor ambiente en la organización. Además, dar una oportunidad a un joven puede impulsar a la propia organización a descubrir nuevas opciones de mejora en su actividad.

RRHHpress banner728x110

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.