Plan de igualdad: cómo evitar posibles sanciones económicas con Triangle Talent

Redacción. A mediados del año 2019, en Triangle Talent Solutions hicimos una clara apuesta por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

Decidimos crear una nueva división dedicada a diseñar e implementar planes de igualdad para nuestras empresas clientes e iniciamos la incorporación de perfiles con experiencia en esta actividad, para poder realizar estas tareas con la profesionalidad y solvencia técnica que se requiere cuando se contrata este tipo de servicio.

Casi dos años después podemos decir que la decisión fue muy acertada. Durante este tiempo nos hemos encontrado con que las ratios de personal en plantilla para la obligatoriedad del registro de un plan de igualdad por parte de las empresas ha bajado hasta el actual, es decir, 100 personas -contabilizadas en periodo punta-, en las que cuentan tanto la estructura fija como la plantilla contratada temporalmente, bien sea directamente por la empresa o a través de otras.

Es decir, desde principios del mes de marzo de 2021, todas estas empresas están obligadas a tener ya registrado su plan de igualdad en su comunidad autónoma. Y esa ratio bajará a 50 a partir de marzo del año que viene (2022).

Muchas empresas han aprovechado los difíciles momentos de bajada de actividad en estos tiempos de pandemia para ponerse al día en este tema, y han hecho bien, porque la inspección de trabajo está empezando ya a enviar requerimientos para comprobar el cumplimiento de esta norma.

La implantación de dicho plan en las empresas sigue siendo un aspecto muy desconocido y que genera aún muchas dudas en las empresas, y también reticencias y resistencias ante el cambio en los primeros momentos. Y es que la implantación de estos planes supone un auténtico proceso de cambio para muchas empresas españolas.

Desde el inicio de nuestra actividad en esta materia, una de nuestras recomendaciones a todas las empresas que nos han pedido información, directamente o a través de los diferentes webinars informativos que hemos organizado, ha sido realizar el plan de igualdad siempre integrado en una estrategia global de Recursos Humanos.

Una de las claves de trabajar con estrategia es tener muy claro desde el principio dónde queremos ir. Nuestro objetivo estratégico cuando abordamos el plan de igualdad en nuestra empresa debe ser mejorar todos los aspectos emocionales de la misma a través de la erradicación absoluta de las desigualdades de género que, por desgracia, arrastramos desde hace mucho tiempo, como la llamada ‘brecha de género’, el ‘techo de cristal’, situaciones de acoso, etc.

Durante el año 2020 hemos podido concretar uno de los aspectos que más interesaba y preocupaba a las empresas, como era el cambio de sus procesos y la mejora de la calidad y la gestión para conseguir este objetivo.

Triangle Talent

En los primeros momentos de la implantación, la pregunta siempre es: ¿en qué va a mejorar mi empresa con este plan? Y una vez finalizado y registrado el plan, esto es lo que más destacan y valoran nuestras empresas clientes:

  • Creación e implantación de un procedimiento escrito de selección, objetivo y actualizado, que sirva para la captación de talento independientemente de cuestiones subjetivas.
  • Creación de planes de formación por escrito.
  • Creación de sistemas y herramientas de promoción interna que ayuden a detectar el talento de forma objetiva y crear planes de desarrollo y carrera, eliminando suspicacias y prejuicios sobre la consecución de responsabilidades.
  • La adaptación a normativas complejas, como la retributiva, gracias al registro salarial y a la auditoría salarial -obligatoria para todas las empresas de más de 50 personas en plantilla a partir de este próximo mes de abril de 2021-.
  • La actualización o implantación de sistemas de clasificación profesional y descripción de puestos de trabajo.
  • La mejora de comunicación social gracias al acercamiento de posturas entre empresas y comités de empresa, aportando asesoramiento.
  • La implantación de medidas y planes de conciliación, así como actualizaciones de normativas.
  • Implantación para cumplir la legislación y evitar sanciones y problemas en materia de acoso de tipo sexual y violencia de género.

Como se puede apreciar, son muchas las posibilidades y los cambios que pueden aparecer tras un diagnostico e implantación de un plan de igualdad.

Constatamos que los temas más atractivos para el área de Recursos Humanos y sus responsables son la aportación de herramientas y conocimiento sobre clasificación de puestos, retribución, selección y promoción.

Estos aspectos son primordiales para todas las personas, ya que afectan a las condiciones laborales en igual oportunidad y a la motivación y satisfacción dentro de cualquier empresa, y está demostrado que esto mejora la productividad.

Lo que vemos, en concreto, tras diseñar e implementar correctamente un plan de igualdad es que aporta a las empresas herramientas para que seleccionen en igualdad de condiciones, para que utilicen la promoción interna de una manera objetiva, transparente y con criterios y herramientas sólidos.

Herramientas para que utilicen y mantengan un sistema objetivo de trabajo de igual valor, donde la clasificación de convenio sea complementada con unos sistemas internos objetivos claros, en los que la plantilla, independientemente de su condición, edad y género, tenga claras sus funciones, responsabilidades y retribuciones.

Y, en definitiva, herramientas y formación para empresas más justas y transparentes, donde lo normal sean conductas orientadas al cumplimiento de objetivos de negocio, y no conductas inadecuadas, y que, en el caso de que pudieran surgir, existan mecanismos correctores y sancionadores, sobre todo en el caso de acosos de naturaleza sexual.

Si este artículo te ha parecido de utilidad y quieres saber más sobre planes de igualdad, contáctanos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.