El Covid persistente puede ser motivo de reconocimiento de incapacidad laboral

Redacción. Sufrir Covid persistente podría ser motivo de reconocimiento de una incapacidad laboral. Así lo consideran desde Fidelitis, grupo español de consultoría legal especializado en tramitación y obtención de pensiones por incapacidad laboral y resolución de conflictos laborales.

Según explican desde la compañía, más de 4,7 millones de personas han pasado el coronavirus en España durante el último año y medio, de las que entre un diez y un veinte por ciento sufren secuelas a largo plazo derivadas de la enfermedad, secuelas que forman parte del conocido como Covid persistente, un mal que ya ha sido reconocido como enfermedad y que, en muchos casos, impide poder volver a llevar una vida normal.

Entre los síntomas que provoca el Covid persistente están la fatiga crónica, la fibrosis pulmonar, la miocarditis y los problemas articulares y musculares. También puede provocar depresión, confusión, pérdida de memoria o dificultad para hablar o escribir. Todas estas dolencias se vuelven, en muchos casos, crónicas, ya que no existen tratamientos específicos para tratarlas.

Pese a todo ello, según denuncian desde Fidelitis, la Administración pública está dando de alta a la mayor parte de enfermos de Covid persistente sin concederles ningún tipo de pensión por incapacidad laboral al finalizar el período máximo de incapacidad laboral temporal.

“Las premisas para que las secuelas de una enfermedad sean causa de incapacidad laboral permanente es que sean consideradas como permanentes y que hayan provocado limitaciones anatómicas o funcionales graves”, recuerda Lorenzo Pérez, presidente del Grupo Fidelitis.

Pérez considera que estas premisas “encajan con lo que están padeciendo muchos de los enfermos diagnosticados de Covid persistente”.

Sin embargo, son pocos los que están consiguiendo que se reconozca esta incapacidad, ya que el Covid persistente es una enfermedad nueva y no existe jurisprudencia al respecto. A pesar de ello, los expertos de Fidelitis consideran que es absolutamente factible lograr ese reconocimiento “porque la legislación española se basa en las secuelas, no en diagnósticos, y muchas de las secuelas son ya reconocidas como causa de incapacidad. Esto hará que los tribunales de justicia nos den la razón, como ya pasó con la fibromialgia en su día”.

“Algunos de nuestros clientes nos comentan que sus médicos dudaban al principio de la veracidad de estas secuelas, porque pensaban que podían ser exageraciones para estar de baja o solicitar una pensión por incapacidad laboral; pero cuando se han dado cuenta de que coinciden en muchos pacientes que están jubilados, han apartado sus dudas al respecto. Algo que también paso con la fibromialgia, de ahí el paralelismo de ambas enfermedades”, destaca Lorenzo.

“Justo ahora es cuando se están cumpliendo los 18 meses de período máximo de baja que marca la ley para los primeros infectados en España, y, como de momento no hay tratamientos, terapias o cirugías que hagan pensar que las secuelas puedan desaparecer en un futuro cercano, a la finalización, deberían estar desembocando en incapacidad laboral permanente en el grado que a cada uno le corresponda en función del nivel de afectación, su profesión, etc., pero la realidad es otra. La triste realidad es que a la mayoría se les está dando de alta sin atender a las secuelas que padecen, y, al desconocer sus derechos, no están reclamando, siguen adelante con su vida, a pesar de que eso les suponga un sobresfuerzo excesivo que, en muchos casos, puede llegar a agravar los síntomas”, añade Lorenzo.

Detrás de esa decisión también está el hecho de que la mayoría de los abogados cobran los honorarios por adelantado y sin garantía de éxito, lo que reduce mucho el número de enfermos que se atreven a enfrentarse a la Administración. Por ello, desde Fidelitis recomiendan contar con profesionales que solo cobren en caso de ganar y realicen estudios de viabilidad que permitan saber, de antemano, si se tiene derecho a la prestación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.