USO y Sitcpla demandan a Ryanair y CCOO por vulneración de libertad sindical

Redacción. USO y el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (Sitcpla) han presentado una demanda ante la Audiencia Nacional contra Ryanair y CCOO para que se declare la vulneración del derecho a la libertad sindical, en su vertiente al derecho a la negociación colectiva, tras el acuerdo extraestaturario firmado por estos y la negativa de la aerolínea a negociar con los sindicatos elegidos por los trabajadores el primer convenio colectivo para los tripulantes de la aerolínea.

En la demanda, se reclama a la Audiencia Nacional que declare la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y se ordene el cese inmediato por parte de Ryanair y CCOO de su comportamiento antisindical, declarando la nulidad del acuerdo extraestatutario suscrito entre ambos, y que se reanude la negociación del primer convenio colectivo de franja, de eficacia general, para el colectivo de tripulantes de cabina en Ryanair, con los sindicatos USO y Sitcpla, únicos legalmente legitimados y reconocidos en la constitución de la mesa por la propia Ryanair.

USO ha recordado que, “ante la negativa de este sindicato y de Sitcpla a firmar los términos y condiciones que Ryanair pretendía imponer en la negociación del convenio franja, la empresa se levantó de la mesa y, de manera totalmente ilegal, llegó a un acuerdo con CCOO”.

El sindicato añade que en este acuerdo fueron plasmadas parte de las sentencias judiciales ganadas ante la Audiencia Nacional por USO y Sitcpla, que Ryanair se había negado a acatar, y parte del resto de medidas propuestas por la parte social en materia salarial. Así, Ryanair dejaba de lado a los sindicatos legitimados, negociaba con un sindicato (CCOO) sin ninguna representación entre los TCP de Ryanair y aplicaba las medidas logradas por USO y Sitcpla solo a aquellos tripulantes que se afiliaran a CCOO.

Desde USO-Sector Aéreo, confían “en que la Justicia proteja el derecho a la libertad sindical de los trabajadores, ya que el Ministerio de Trabajo ni el Gobierno lo hace, porque Ryanair está obligando a los trabajadores a suscribir un acuerdo que contiene medidas que ya estaban en la mesa de negociación en la que sí estaban presentes los sindicatos legitimados o medidas ganadas por sentencia. Y, para ello, deben afiliarse a un sindicato elegido por la empresa, que no defiende los derechos de los trabajadores, sino que firma las propuestas que quiere Ryanair. De esta forma, se está acabando con el poder de la negociación colectiva, porque ni en Ryanair ni en otras empresas servirán de nada los órganos de representación sindical cuando otros sindicatos acceden a deslegitimar a los elegidos democráticamente para alcanzar otros objetivos”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.