carcelEP. Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han desmantelado en Valdepeñas (Ciudad Real) una red dedicada al tráfico ilegal de mano de obra, que se ha saldado con la detención de ocho personas, tres de ellos a los que se les imputa un delito contra los derechos de los trabajadores, cuatro por tener en vigor una reclamación judicial y al último por quebrantamiento de orden de alejamiento.

Los detenidos habían alquilado un almacén en Valdepeñas en el que se encontraban hacinadas cerca de 30 personas, que se dedicaban a labores agrícolas en explotaciones situadas en Cinco Casas y Villarta de San Juan. En esta nave, carecían de los servicios higiénicos sanitarios adecuados, durmiendo en el suelo en colchones.

Además, según pudo constatar la Policía, hasta 18 personas eran trasladadas diariamente al campo en una furgoneta que no tenía asientos, según los datos aportados, en rueda de prensa, por el delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional en colaboración con la Inspección provincial de Trabajo han puesto de manifiesto que estos trabajadores venían a Castilla-La Mancha desde Rumanía en condiciones infrahumanas a través de una empresa de trabajo temporal, que cedía los trabajadores a una empresa hortofrutícola de Valencia y a otra empresa agrícola de la región.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.