unioviRecursos Humanos RRHH Pres - La Universidad de Oviedo ha completado su Espacio Cardioprotegido con la instalación de 27 nuevos desfibriladores en los diferentes campus y dependencias administrativas.

Se trata de la segunda fase de un plan que pretende reducir los riesgos laborales y cardiovasculares de la comunidad universitaria con la implantación de un total de 45 desfibriladores.

Según explica esta institución académica, la universidad asturiana fue la primera española que puso en marcha esta iniciativa para convertirse en Espacio Cardioprotegido dentro de su plan para la reducción de riesgos laborales.

A lo largo de estos meses la Universidad de Oviedo ha fomentado además la formación específica del personal docente y de administración y servicios en primeros auxilios para el manejo de los desfibriladores.

Los desfibriladores semiautomáticos son una herramienta esencial, junto con la maniobra de RCP (Resucitación Cardiopulmonar) para afrontar un paro cardiaco súbito, permitiendo salvar la vida de las personas que sufren este episodio si se actúa a tiempo.

Al producirse un paro cardiaco en un lugar público, los desfibriladores semiautomáticos permiten a prácticamente cualquier persona atender al paciente víctima del paro cardiaco mediante la administración rápida y efectiva de una descarga eléctrica, allí donde se produzca.

Según David Pérez, responsable de la Unidad de Desfibriladores de Philips Ibérica, que ha participado esta semana en una presentación a la comunidad universitaria de los equipos, "el tiempo es el principal enemigo a la hora de salvar a una persona que sufre un paro cardiaco. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación ronda los 10 minutos. Si se dispone de un desfibrilador cercano que permita atender a la víctima tras realizar la RCP en ese periodo de tiempo, podremos salvar su vida y evitar secuelas o daños irreparables".

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.