Imagen de la noticia

Redacción. El período postvacacional puede suponer un momento crítico para la insatisfacción de los trabajadores a medida que los procesos se reinician y las tareas se acumulan.

Para tratar de evitarlo, la multinacional tecnológica Cisco ha propuesto cinco medidas que podrían reducir el estrés a través de herramientas de colaboración, con el objetivo de crear un entorno más atractivo, eficiente y satisfactorio:

Mayor flexibilidad

A su vuelta, los empleados suelen encontrarse con trabajo acumulado. Implementando políticas de trabajo flexible, las empresas pueden reducir el estrés que provoca esta carga añadida. Facilitar el teletrabajo cuando no se requiere presencia física también puede mejorar la productividad y la satisfacción y reducir el absentismo y la rotación, al reducir el tiempo empleado en desplazamientos.

Trabajo creativo

Las herramientas de colaboración que permiten a los trabajadores reunirse y compartir ideas fomentan la creatividad. Pero se debe ir más allá, utilizando pizarras virtuales y la capacidad de acceder a los contenidos y editarlos en tiempo real y desde cualquier lugar, con una experiencia de usuario consistente en todos los dispositivos. Esencial para la innovación, la creatividad también refuerza la satisfacción laboral.

Evitar distracciones

Cerca del 50 % de los trabajadores afirman que la distracción en el trabajo afecta a su productividad. Las empresas deben minimizar las posibles distracciones con tecnologías de colaboración en remoto capaces de filtrar ruidos de fondo molestos, como melodías telefónicas o golpeteos de teclado. También pueden proporcionar ayudas visuales (zoom automático sobre los interlocutores) o auditivas (micrófonos que siguen al interlocutor), evitando así otras distracciones.

Inteligencia artificial para simplificar el trabajo

La mayoría de trabajadores estarán más motivados cuando pueden cumplir sus funciones de manera eficiente. La inteligencia artificial ayuda a realizar gran parte del trabajo pesado de gestión antes, durante y después de las reuniones.

Los asistentes basados en IA activados por voz ya permiten unirse o solicitar reuniones. El reconocimiento facial determina que todos los asistentes están presentes. Y el de voz puede crear transcripciones automáticas. Es lo que se conoce como colaboración cognitiva, que también puede mostrar los nombres y cargos de los participantes. Estas y otras capacidades como la integración con herramientas de terceros ahorran tiempo y simplifican el trabajo.

Fomentar las conexiones humanas

Las conexiones interpersonales son esenciales tanto en términos de flujo de trabajo como de felicidad personal. Mientras herramientas como el eMail pueden ser impersonales, los sistemas de colaboración ofrecen una conexión mucho más rica mediante contacto visual y auditivo.

Y pueden hacer mucho más, como ofrecer información añadida sobre los participantes (historial laboral, organigrama empresarial, enlaces a redes sociales…). Esto permite a los trabajadores encontrar información relevante, así como intereses compartidos.

Cisco recuerda que, según un estudio de Gartner, el trabajo colaborativo es una prioridad para la transformación digital de las empresas españolas. El 69 % de las consultadas afirman que el uso de herramientas de colaboración duplica su productividad, que pasa del 20 % al 40 %.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.