Seis de cada diez trabajadores españoles consideran necesario y saludable volver a trabajar en la oficina

Redacción. Un 61 % de los trabajadores españoles reconoce que el teletrabajo les ha causado más dolores, molestias y tensiones que su puesto de trabajo habitual antes de la pandemia.

Así lo pone de relieve un informe elaborado por Fellowes, según el cual, para seis de cada diez trabajadores, la vuelta al trabajo en la oficina resulta no solo necesaria, sino también saludable.

Entre los motivos argumentados este amplio colectivo de profesionales, destacan tanto los factores psicosociales como los factores físicos asociados a la salud del propio trabajador.

Y es que la interacción social, relacionarse con otras personas y dejar atrás el sentimiento de soledad que les producía el teletrabajo son las principales razones por las que, mentalmente, el trabajador español de cuello blanco considera imprescindible retomar la normalidad volviendo a su puesto de trabajo.

El estudio revela también que a casi un 50 % de los trabajadores les gustaría volver a una oficina adaptada a los tiempos actuales: ergonómicamente preparada, funcional e idónea para ejecutar tareas que no han podido desarrollar en su hogar correctamente.

Aunque en sus respectivos centros de trabajo no se tomen todas las medidas oportunas para que los puestos sean ergonómicos al 100 %, indican en este informe que, al menos, sí cumplen con algunos requisitos fundamentales, como el de un escritorio y una silla adaptada a sus necesidades e, incluso, el uso de reposapiés en la mayor parte de los casos.

Los hogares, mientras, no estaban preparados para disponer de un despacho de trabajo con las comodidades necesarias, y, por ello, un tercio de los teletrabajadores desarrollaban su labor en lugares poco propicios para mantener un entorno saludable.

Si a eso se le añade que tanto los descansos como la concentración se han visto mermados por tener que trabajar en el entorno familiar, un 57 % de los teletrabajadores consideran que han sido menos productivos de lo que deberían. Aún así, la conciliación familiar y la posibilidad de trabajo híbrido, alternando oficina y casa, lo valoran positivamente la mayoría de los trabajadores.

Por último, el estudio vuelve a incidir en que el lugar desde el que se desarrolla el teletrabajo es clave para los problemas de salud, ya que aproximadamente un tercio de estos trabajadores utilizaron estancias como la cocina o el sofá del salón para trabajar, con todos los problemas que ellos conllevan.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.