Alsa, primera empresa en España reconocida como cardiosegura por la FEC

Redacción. Alsa, compañía especializada en transporte de viajeros por carretera, ha sido reconocida por la Fundación Española del Corazón (FEC) como la primera empresa cardiosegura de España, otorgándole el sello que acredita sus esfuerzos por garantizar la seguridad de sus pasajeros y empleados en caso de parada cardiaca.

Este reconocimiento se enmarca en el Programa de Áreas Cardioseguras de la FEC, que busca fomentar la instalación de desfibriladores externos automáticos (DEA) en lugares de trabajo y espacios públicos y capacitar al personal en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica.

Alsa se convirtió en 2015 en la primera empresa del sector de la movilidad en España en instalar desfibriladores en los autobuses que opera, en colaboración con la empresa especializada Almas Industries.

WellWo

El compromiso de Alsa como empresa cardiosegura que ha reconocido la FEC se ha traducido en que ha pasado de tener 21 desfibriladores en el año 2015 a 151 desfibriladores instalados en autobuses, estaciones de autobuses y centros de trabajo en junio de 2023.

Ruth Hernández, directora de personas y cultura de Alsa ha agradecido a la FEC este reconocimiento y ha señalado que “se debe a la gran implicación en la formación en el uso del desfibrilador que ha demostrado nuestra plantilla, que se ha traducido en la formación de 700 personas con distintos perfiles entre personal de conducción, personal de atención al cliente y de oficinas, dentro de nuestro programa corporativo de fomento de la salud. Pero, para nosotros, lo más importante es que, gracias a los espacios cardioseguros, ya se ha conseguido salvar la vida de personas”.

Con este primer reconocimiento, la FEC espera que cada vez más espacios en España cuenten con personal capacitado para actuar en casos de parada cardiaca y estén equipados con desfibriladores, lo que ayudará a salvar vidas.

Cada año se producen en España en torno a 30.000 casos de parada cardiaca fuera del entorno hospitalario. Saber realizar correctamente las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y poder acceder a un desfibrilador (DEA) hará que las posibilidades de supervivencia se multipliquen.

En este sentido, Alsa ha demostrado un firme compromiso con la seguridad y la salud de sus empleados y pasajeros, cumpliendo con los estándares establecidos por la FEC para recibir el sello de empresa cardiosegura.

“El objetivo final de nuestro programa es aumentar las posibilidades de supervivencia de las personas que sufren un paro cardíaco repentino en España. En estos casos es fundamental garantizar una respuesta rápida y eficaz hasta la llegada de los servicios de emergencia, ya que, por cada minuto que pasa, se reducen un 10 % las posibilidades de supervivencia”, ha destacado Andrés Íñiguez, presidente de la FEC.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.