Imagen de la noticia

Redacción. Accenture, compañía global de servicios profesionales, ha liderado por segundo año consecutivo el índice de diversidad e inclusión de Refinitiv, un ranking que destaca a las 100 compañías cotizadas con entornos de trabajo más diversos e inclusivos.

Este ranking, antes publicado por Thomson Reuters, está diseñado para medir con transparencia y objetividad el desempeño relativo de las empresas según determinados factores que definen un entorno de trabajo diverso e inclusivo.

Para ello, Refinitiv ha incluido los datos públicos de más de 7.000 empresas cotizadas de todo el mundo, clasificados en 24 métricas que, a su vez, se organizan en cuatro capítulos fundamentales: diversidad, inclusión, desarrollo personal y noticias/controversias.

Así, a cada empresa se le asigna una puntuación por cada capítulo y, al mismo tiempo, se la compara con otros competidores de su sector en cada punto para determinar su posición final en la lista.

Entre las muchas acciones e iniciativas de Accenture que Refinitiv ha valorado para su índice se encuentra la composición diversa de su junta directiva, con personas de seis países de los cuatro continentes y cinco mujeres (42 %), incluida la CEO, Julie Sweet.

También ha valorado Refinitiv el avance de Accenture en igualdad en el entorno de trabajo, habiendo planteado el objetivo de alcanzar la paridad laboral en términos de género para el año 2025.

El desarrollo del talento también ha sido importante para Refinitiv. En este apartado, Accenture ha invertido 927 millones de dólares en formación continua y desarrollo profesional en el ejercicio fiscal 2018 en ámbitos fundamentales como la nube, la inteligencia artificial y la robótica.

Así mismo, Refinitiv ha tenido en cuenta la dinamización del diálogo global por parte de la compañía. Accenture publica informes anuales del denominado Thought Leadership con la intención de hacer avanzar la conversación sobre la igualdad en el entorno de trabajo.

Este año, el informe Getting to Equal de Accenture reveló que una cultura de la igualdad en el entorno de trabajo es un potente multiplicador de la innovación y el crecimiento. En el mismo sentido, la investigación Disability Inclusion Advantage (Inclusión de la discapacidad como ventaja) vinculaba el desempeño económico con el hecho de que las empresas plantearan una cultura de la inclusión para personas con discapacidad.

“Nunca antes habíamos tenido un compromiso tan firme e inquebrantable con la igualdad en el entorno de trabajo como ahora”, ha confirmado Ellyn Shook, responsable de liderazgo y RRHH de Accenture.

“Cuando conseguimos transmitir a las personas que son parte de algo, que valoramos sus contribuciones, perspectivas y circunstancias únicas, se sienten más inspiradas para progresar e innovar”, añade Shook.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.