Imagen de la noticia

Redacción. La aseguradora Liberty invertirá 100 millones de euros en el lanzamiento de un nuevo modelo de compañía basado en la disrupción tecnológica.

Este nuevo modelo se basa en un ecosistema digital propio partiendo desde cero y en la nube pública en el que se apoyarán todos los procesos de negocio de la aseguradora, incluidos los de España.

Tradicionalmente, el negocio asegurador confiaba en diversos procesos y tecnologías para gestionar cualquier tipo de actividad -servicio al cliente, reclamaciones, compras…-, lo que generaba una complejidad de sistemas, hardware y software, que podían ser distintos incluso dependiendo del país en el que se operara.

Para romper esa barrera, Liberty inició en Europa un proyecto hace ahora 18 meses sobre el concepto de construir una nueva organización sobre la tecnología colaborativa y modular para gestionar su negocio asegurador en la nube con una visión end to end.

Sin dependencia ya de sistemas, infraestructuras o centros de datos anteriores, y basándose en el concepto de una red modular, la compañía avanza hacia un nuevo modelo operativo integral donde productos y servicios pueden ser diseñados y comercializados sin limitaciones de idiomas, moneda, geografías o contexto específico de cada mercado regional, siempre basándose en procesos lean, no touch o low touch.

De este modo, Liberty será capaz de lanzar nuevos productos o, incluso, unidades de negocio completas en los diferentes mercados en los que opera, lo que supone un hito sin parangón en la industria aseguradora, en la que la compañía suma a sus 108 años de historia en el sector una auténtica capacidad digital de negocio insurtech.

Este proceso se completará en los próximos cuatro años, tiempo para el que todos los productos y servicios de Liberty en Europa, entre ellos España, emplearán este modelo único. El centenar de millones de euros de inversión se destinará a aplicaciones y herramientas en la nube.

Esta evolución tecnológica reforzará también la operativa y mejorará las prestaciones y servicios dirigidos a mediadores, en el caso de España.

Tom McIlduff, CEO de Liberty, señala que “cuando hace unos años decidimos operar como una única compañía global en cada mercado, sacando partido a los 108 años de historia y conocimiento de nuestra marca, nos dimos cuenta de que no podíamos observar la tecnología de la compañía de un modo tradicional. Por ello, en lugar de migrar nuestra tecnología, decidimos empezar de cero construyendo un nuevo modelo de negocio en la nube, conectando diferentes tecnologías en un único ecosistema”.

“Esto supuso un gran esfuerzo para una compañía de nuestro tamaño, pero estamos seguros de que esta inversión asegurará nuestra estabilidad como empresa, independientemente de lo que nos demanden los consumidores o de las innovaciones de mercado que puedan llegar”, añade.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.