Juan Antonio López Abadía, director de optimización de energía y de medio ambiente de Damm, muestra la estrella Lean&Green

Redacción. La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) ha concedido a la compañía cervecera Damm la Estrella Lean & Green por haber reducido más de un 20 % de sus emisiones de CO2 entre 2016 y 2019.

Para lograr esa reducción, la compañía activó un plan de acción centrado en la reducción energética, la transformación de la flota de vehículos, el transporte colaborativo y la formación en mejores prácticas a nivel interno.

La primera Estrella Lean&Green de Damm certifica que su plan de acción, que la compañía presentó en junio de este año tras su adhesión a esta iniciativa de ámbito europeo, ha concluido con éxito tras superar el 20 % de reducción de emisiones de CO2 que AECOC exige para la concesión de este reconocimiento.

El plan de acción presentado por Damm para el periodo 2016-2019 incluye medidas enfocadas a la optimización y reducción energética, como el cambio de las luces de los almacenes de sus centros logísticos por luces led de bajo consumo o el uso de electricidad de origen renovable, que, actualmente, alcanza el 100 % en todas las fábricas y plataformas logísticas de la compañía.

Además, Damm ha instalado más de 5.000 placas solares en algunas de sus instalaciones para generar energía destinada a autoconsumo, lo que representa un ahorro de 1.200 t CO2/año.

Entre las medidas aplicadas al transporte destaca la transformación de la flota de vehículos de la compañía hacía otros impulsados por gas natural que minimizan el impacto ambiental. En este sentido, las carretillas utilizadas en los diferentes centros logísticos están siendo sustituidas por carretillas eléctricas con baterías de ion de litio, menos contaminantes, con alto rendimiento y fiabilidad y larga vida útil.

Así mismo, a través del transporte colaborativo, proyecto que Damm está trabajando con la multinacional logística CHEP, se busca la optimización de las cargas y rutas de transporte y la disminución de los viajes en vacío, lo que supondría dejar de emitir 204 t CO2 a la atmósfera cada año.

Por último, destacan las acciones de formación encaminadas a la concienciación de las personas que trabajan en Damm, así como de clientes y proveedores de la compañía a través de cursos y campañas de conducción eficiente.

"En Damm trabajamos para conseguir una cadena de suministro más eficiente y sostenible, con acciones que respeten el medio ambiente y que se puedan mantener en el tiempo, como la reducción energética y la apuesta por una flota de vehículos impulsada por energías cada vez más sostenibles", afirma Juan Antonio López Abadía, director de optimización de energía y de medio ambiente de Damm.

"Así mismo, la compañía fomenta la formación y concienciación, tanto de las personas que formamos parte de Damm como de nuestros proveedores y clientes, en prácticas sostenibles que ayuden a lograr la descarbonización de la logística", añade.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.