Santalucía firma su tercer plan de igualdad

Redacción. Santalucía, aseguradora especializada en protección familiar, acaba de firma su tercer plan de igualdad, avanzando así en el proceso de implantación del principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, aplicándolo a todos sus ámbitos e incorporándolo en su modelo de gestión.

Este plan resultará de aplicación a la totalidad de la plantilla de Santalucía y estará vigente durante los próximos 4 años, sometiéndose a seguimiento y evaluación de su grado de cumplimiento durante toda su vigencia.

Las medidas recogidas en el documento se han diseñado teniendo en cuenta los resultados obtenidos en el diagnóstico de la situación realizado por la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, integrada por representantes de los trabajadores -comité de empresa y sindicatos- y de la empresa. Se trata, por tanto, de un plan específico y totalmente adaptado a la realidad de la compañía.

El plan se articula en torno a diversos ejes y define objetivos concretos para cada uno de ellos, destacando los relacionados con proceso de selección y contratación, clasificación profesional y condiciones de trabajo, promoción, retribución y auditoría salarial, ejercicio corresponsable de los derechos de la vida familiar y laboral, infrarrepresentación femenina, prevención del acoso sexual y por razón de sexo y violencia de género.

Este tercer plan introduce medidas en términos de corresponsabilidad familiar, de equidad de la familia monoparental, del acceso al empleo, de la promoción profesional y de la conciliación de la vida familiar y profesional, combatiendo estereotipos y sesgos de género y el acoso laboral, sexual y por razón de sexo, y promoviendo la participación equitativa de hombres y mujeres en todos los niveles de la organización.

Entre las 60 medidas que recoge, el plan prioriza la incorporación de mujeres en las posiciones y niveles jerárquicos donde estén infrarrepresentadas, en idénticas condiciones y cumplimiento de requisitos del puesto ofertado.

Además, se procurará que, al inicio de los procesos de selección, la presencia de candidaturas femeninas no sea inferior al 50 %, se establecerán mecanismos para que las herramientas que la entidad pone a disposición de los empleados en pro de la corresponsabilidad en las obligaciones familiares sean utilizadas en igual porcentaje por hombres y mujeres, se dará un tratamiento especial, en determinadas medidas de conciliación, a las familias monoparentales y se establece el compromiso de alcanzar el 40 % de presencia de la mujer en puestos directivos.

Por último, el plan pretende garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres, para lo que se promueve un entorno laboral sin espacio para la discriminación a través de una cultura de igualdad y diversidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.