Imagen de la noticia

Redacción. La nueva flota de coches eléctricos de Canal de Isabel II, empresa pública gestora del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid, reducirá en un 30 % las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Así, los 69 vehículos eléctricos que forman parte de la flota de Canal evitarán la emisión de más de 124 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Si bien Canal de Isabel II cuenta con vehículos eléctricos desde hace seis años, el último contrato licitado por la empresa pública apostó decididamente por esta forma de movilidad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente y multiplicó por 13 la adquisición de vehículos 100 % eléctricos.

Los últimos vehículos eléctricos se incorporaron a Canal en julio de este año. El conjunto de la flota eléctrica de la empresa pública ya ha recorrido desde su puesta en servicio 630.000 kilómetros, una distancia que equivale a casi 16 vueltas a la Tierra por su ecuador y que ha evitado la emisión de más de 72 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Con el objetivo de poder usar estos vehículos en trayectos más largos, la empresa ha instalado más de 200 puntos de recarga en 50 de sus instalaciones, incluidas presas, depuradoras y centros de trabajo periféricos.

Canal de Isabel II utiliza estos vehículos para desplazamientos de sus técnicos tanto entre las distintas instalaciones de gestión del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid como a obras en curso, atención de incidencias, etc.

Biometano como combustible

Por otro lado, Canal de Isabel II también está testando en tres instalaciones de depuración las posibilidades del biogás como fuente de energía para uso vehicular. Compuesto mayoritariamente por metano y carbono, es el gas que liberan los fangos de las depuradoras durante su digestión, y ya se aprovecha para generar energía eléctrica mediante cogeneración.

De este modo, desde hace algo más de un año, la empresa está probando distintas tecnologías que eliminan el CO2 de este biogás y ha instalado gasolineras en varias depuradoras para proveer de biometano, combustible cero emisiones y con gran poder calorífico, a más de una veintena de vehículos diarios.

La reducción de emisiones en los vehículos que utilizan biogás es drástica: no emiten partículas ni dióxido de azufre, reducen en un 85 % los óxidos de nitrógeno emitidos, las emisiones de CO2 de efecto invernadero son nulas por su efecto neutro y reducen un 50 % las emisiones acústicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.