Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía

Redacción. El Gobierno anadaluz ha dado luz verde a la elaboración de un Plan Estratégico de los Recursos Humanos de la Administración de la Junta de Andalucía para el periodo 2020-2030, con el objetivo de responder a las necesidades, problemas y retos de la ciudadanía de los próximos diez años.

El 45,39 % de la plantilla actual estará jubilada en 2030, razón por la cual la Administración andaluza necesita, a medio plazo, dotarse de personal cualificado para atender a las necesidades presentes y futuras de la ciudadanía.

Dicho personal deberá tener una cualificación y competencias profesionales que permitan a la Administración adaptarse a una sociedad cambiante y compleja. El objetivo es atraer talento y un personal versátil y polivalente, para lo cual habrá que adaptar los sistemas de selección.

Son recursos humanos de la Administración General de la Junta de Andalucía las personas que mantienen una relación retribuida con la Administración como personal funcionario o laboral en el ámbito del sexto Convenio Colectivo del Personal Laboral de la Administración de la Junta de Andalucía'. Se excluyen de dicho ámbito los funcionarios docentes, el personal estatutario del sistema sanitario público de Andalucía, así como el personal funcionario al servicio de la Administración de Justicia.

Principios y contenidos del plan

Entre los principios del plan se encuentran la transparencia y participación, la eficiencia en la actuación administrativa, la buena administración y calidad e innovación de los servicios, la apuesta por la persona empleada pública, la nueva ética pública, la racionalidad organizativa y la simplificación de los procedimientos y la mejora regulatoria.

El documento, entre sus contenidos, incluirá al menos un diagnóstico de la situación inicial que describa los datos de partida y los problemas, necesidades y retos a abordar, objetivos estratégicos y líneas estratégicas, programas, acciones y medidas, con indicación de objetivos, indicadores de resultado, responsables, tiempos y presupuesto, y un sistema de seguimiento y evaluación.

Contará, así mismo, con una evaluación 'ex ante', que permitirá optimizar las probabilidades de eficacia y eficiencia del plan, y con un informe de evaluabilidad emitido por el Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP), que facilitará que la rendición de cuentas a la ciudadanía se complete de la manera más sencilla y objetiva posible.

El procedimiento de elaboración y aprobación del programa contará con la máxima participación y difusión, tanto a nivel interno como de la ciudadanía y de los expertos en la materia. Está prevista la aprobación del mismo en el plazo de un año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.