gencatRecursos Humanos RRHH Press - El Departamento de empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, a través del Servicio de Empleo de Cataluña (SOC por sus siglas en catalán), destina este año 39.225.825,79 euros a formación de parados en sectores clave y en áreas prioritarias para la economía catalana, el denominado Programa FOAP, según ha informado el Gobierno regional.

Con el fin de lograr una mejora en el empleo de personas en situación de desempleo, se pretende ofrecer un acceso a una cualificación profesional en línea con las necesidades de la economía catalana. En este sentido, el Programa FOAP de 2013 da un protagonismo especial a los certificados de profesionalidad, títulos oficiales que permiten acreditar las competencias profesionales de los trabajadores, y a la realización de formación práctica en centros de trabajo. Además, también se incluyen especialidades completas que, a pesar de no corresponder con un certificado, están recogidas en el catálogo del SOC y derivan en un diploma acreditativo oficial.

En la misma línea que el resto de políticas activas del SOC de este año, el programa FOAP prioriza los colectivos más castigados por la crisis y con mayores dificultades para reinsertarse laboralmente: menores de 30 años (que tienen una reserva del 25% en todos los programas del SOC de 2013), mayores de 45 años, parados de larga duración y aquellos que no cobran ningún tipo de prestación. Un grupo de atención prioritaria en el que también se incluyen las personas en situación de vulnerabilidad social o con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%. En cuanto a este último colectivo, la convocatoria de este año reserva un 3% del presupuesto para especialidades dirigidas a personas discapacitadas e incluye una concurrencia específica para centros especializados.

Formación transversal y por familias profesionales

La convocatoria de subvenciones FOAP 2013 está cofinanciada con fondos de la Conferencia Sectorial y del Fondo Social Europeo. Entre los criterios para otorgar las ayudas destinadas a impulsar las acciones formativas previstas destacan la adecuación a las necesidades del mercado de trabajo –tanto en genérico como a nivel territorial-, la capacidad y la calidad de los centros o entidades licitantes o la oferta de formación transversal en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) o idiomas.

Para garantizar una asignación territorial equilibrada del presupuesto se han fijado varias unidades territoriales, que pueden ser comarcas o agrupación de comarcas, obedeciendo a criterios de proximidad y accesibilidad, y para asegurar una oferta formativa mínima diversificada y completa se ha previsto distribuir proporcionalmente un 30% del presupuesto al bloque de las especialidades transversales, como son los Idiomas, la Administración y la Gestión y la formación en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

El 70% restante se ha distribuido entre las otras familias profesionales priorizadas territorialmente, como, por ejemplo, Comercio y marketing, Energía y agua, Hostelería y turismo, Química, Sanidad, Seguridad y medio ambiente, Servicios socioculturales y a la comunidad, entre otros.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.