Imagen de la noticia

Redacción. La práctica totalidad de las empresas tecnológicas en España tienen problemas a la hora de captar talento cualificado.

Así lo pone de relieve un estudio realizado por la empresa de selección, Hays, según el cual el 95 % de las compañías del sector tecnológico tienen dificultades para encontrar profesionales con una formación que se ajuste a sus necesidades.

El desequilibrio entre una demanda cada vez más exigente y una oferta poco cualificada es uno de los desafíos a los que se enfrentarán las empresas de tecnología en España el próximo año, junto con la fuga de talento y la falta de inversión en el sector tecnológico.

Precisamente esa alta demanda de profesionales cualificados provoca que exista mucha fuga de talento, una alta rotación y volatilidad. Ello obliga a las empresas a ofrecer salarios cada vez más altos para atraer talento, unos salarios que se han visto incrementados alrededor de un 10% año tras año.

Julien Mur, manager de la división de IT de Hays España, asegura que "la gran mayoría de las grandes empresas multinacionales que vinieron a España durante los últimos años para beneficiarse de salarios bastantes inferiores a los que se pueden practicar en Reino Unido, Francia o Alemania, se encuentran con una falta de perfiles cualificados, salarios cada vez más elevados y otras dificultades comentadas con anterioridad, por lo que España empieza a ser un país no tan atractivo".

Desajuste entre la oferta de profesionales y lo que necesitan las empresas

El desajuste entre oferta de profesionales y vacantes disponibles es una variable común en el mercado laboral español. Sin embargo, el sector que más acusa este efecto es el tecnológico. Un 73 % de las empresas del sector aseguran que este desajuste es una de sus principales preocupaciones, una cifra más de 20 puntos porcentuales superior a la media del resto de sectores. "Este desequilibrio entre oferta y demanda se ha disparado durante el último año por una razón de peso: la recuperación económica", advierte Mur.

"Las empresas han recuperado margen de maniobra en cuanto a inversión, y, como consecuencia, están sacando del cajón sus grandes proyectos tecnológicos para reactivarlos. Pero sigue habiendo un gran problema a nivel estructural: la escasez de la oferta. Es significativo que en 2018 no hay mucho más talento IT en España que en 2014", señala Mur.

El principal problema del mercado español, según el especialista de Hays, es la falta de inversión en el sector, primera causa de la falta de talento en nuestro país y el obstáculo más grande al que se enfrentarán las empresas en 2019.

"Es necesaria mucha más inversión, tanto pública como privada, y también mucha colaboración entre el mundo académico y empresarial para formar a profesionales que respondan a las necesidades reales de las empresas", asegura Mur.

La tecnología se sigue percibiendo en la actualidad como un coste, y no como una inversión. El reto de este cambio de paradigma será clave durante 2019, en el que la demanda de profesionales seguirá creciendo, empujada principalmente por startups tecnológicas y multinacionales, que serán las empresas que más tirarán del segmento.

Por último, desde Hays se apunta que, pese a la existencia de iniciativas públicas para solventar esta situación, la gran asignatura pendiente para muchas organizaciones será la de fomentar de manera privada la inversión en formación, en talento local y en liderazgo de proyectos punteros para evitar la fuga de talento y, a su vez, competir dentro del sector IT.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.