Imagen de la noticia

Redacción. La startup catalana Sens Solutions ha desarrollado un sistema de sensores basados en el Internet de las Cosas (IoT) para analizar la calidad del aire en recintos cerrados tales como hospitales, hoteles e instalaciones deportivas.

A través de estos sensores, la startup analiza los niveles de dióxido de carbono en el aire, óxidos de nitrógeno, ozono, así como la temperatura y la humedad, entre otros parámetros, para determinar la existencia de contaminantes nocivos para la salud humana.

El sistema de Sens Solutions, llamado Aero-S3DP, utiliza sensores ópticos y electroquímicos que analizan la calidad del aire en tiempo real. El dispositivo recopila información sobre la presencia de posibles contaminantes y la envía a una plataforma digital que analiza los datos y las pone a disposición del usuario.

A través de algoritmos de machine learning, permite establecer parámetros de comportamiento en base a los datos recopilados para prevenir posibles alteraciones del aire antes de que tengan lugar.

Según informan desde la consejería de Empresa del Gobierno catalán, Sens Solutions ha sido beneficiaria este año de la ayuda Startup Capital de ACCIÓ, agencia para la competitividad de la empresa.

La startup ha recibido 75.000 euros que podrá destinar a financiar las actividades derivadas de la ejecución del plan de negocio inicial, como, por ejemplo, cubrir gastos de personal, contratar servicios de terceros, invertir en material y equipamientos, alquilar espacios o elaborar estrategias de comercialización y comunicación.

Silvia Gómez, CEO de Sens Solutions, señala que "la calidad del aire nos afecta a todos los seres humanos, que, más allá de la salud, también tiene un impacto en nuestro rendimiento físico y mental y puede llegar a producir daños genéticos".

Según Gómez, las personas con problemas graves de salud, las personas mayores y los niños son más susceptibles a los efectos de esta contaminación. "Mas de 10.000 personas mueren al año en España por diferentes enfermedades producidas por la contaminación del aire que respiramos, esto supone costes muy elevados para el sistema de salud".

Actualmente, Sens Solutions también está trabajando una prueba piloto en el Hospital del Mar para analizar el aire de los quirófanos y las salas de espera del área de oncología para mejorar la calidad del aire y reducir el riesgo de exposición de los pacientes a posibles infecciones.

"Ofrecemos un control de calidad para reducir el riesgo de algunos tipos de infección en pacientes inmunodeprimidos", añade Gómez.

El objetivo de la startup, fundada en 2016 y con sede en el campus de la UAB, es empezar a comercializar su solución en los próximos meses y dirigirla a diferentes clientes del ámbito de la salud y del deporte.

Sens Solutions también es especialista en soluciones para el análisis de la calidad del agua y la detección de patógenos como las bacterias que provocan brotes de legionela.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.