equipoRRHHpress. Lola Marcos, Manager de Selección de Personal de Accenture, Esther Fernández, Gerente de Recursos Humanos de KPMG, Carlos Carpizo, Director de Recursos Humanos de Randstad, Juncal Vázquez, Directora de Recursos Humanos de Clesa, José Luís de Arcenegui, Director de Recursos Humanos y RSC de Pullmantur, Carmen Sanfeliú, Responsable de Selección de Vodafone, Carlos Cerezo, Jefe de Desarrollo de Recursos Humanos de Ferrovial, y Luís Bolz, Director de Recursos Humanos Territorial de la Caixa, participaron esta semana en un desayuno de trabajo organizado por Infoempleo y Randstad cuya temática se centró en los nuevos desafíos para la atracción y retención del talento, y más concretamente en cómo la crisis económica está afectando a las políticas de Recursos Humanos de las empresas y en la importancia de la identificación del talento dentro de las propias compañías.

La consolidación de las plantillas se presentó para muchos de estos directores de Recursos Humanos como una de las estrategias más firmes a seguir. “Ahora queremos desarrollar cantera -apuntó Carlos Cerezo refiriéndose a la estrategia de Ferrovial-; identificamos gente con potencial mirando más hacia el interior que hacia fuera”.

Carlos Carpizo (Randstad) manifestó la preocupación de su compañía por la retención, sobre todo con miras a “cuando cambie el ciclo económico”, un temor compartido también por el resto de los invitados, como Esther Fernández (KPMG), que hizo hincapié en cómo se ha pasado de la guerra por el talento a un momento en el que “no hay que trabajar tanto la atracción porque llegan candidaturas espontáneas de profesionales muy bien preparados”.

Por su parte, Juncal Vázquez (Clesa) dibujó un panorama en el que el fomento de la versatilidad entre las filas de la empresa se hace fundamental, y refiriéndose a la estrategia seguida por su empresa señaló que “hemos creado nuevos puestos intermedios que suponen un reconocimiento al trabajo bien hecho”.

Luís Bolz (la Caixa) advirtió que “muy probablemente, los perfiles de hoy no serán los mismos que necesitemos dentro de diez años”, una afirmación compartida por el resto de los asistentes y respaldada por Lola Marcos (Accenture), que planteó la cuestión de cuál será la estrategia de recursos humanos dentro de unos años y qué talento se requerirá. Sobre este último extremo, las compañías apuestan por la puesta en marcha de iniciativas enfocadas al desarrollo y formación de sus empleados. En este sentido, Carmen Sanfeliú (Vodafone) señaló que la máxima en su organización “consiste en aprender haciendo y luego enseñando”, mientras que José Luís de Arcenegui (Pullmantur) adelantó que el año próximo su empresa pondrá en marcha una escuela de ‘management’ para dar formación continua a los empleados con más potencial para desarrollar su carrera en la empresa.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.