usoRRHHpress. La semana que acabamos de dejar atrás ha sido testigo de un hecho que contrasta con la ‘permisividad laboral’ y connivencia de los dos principales sindicatos españoles con el Gobierno, en una de las mayores y más graves situaciones de crisis en la historia reciente de España.

El sindicato USO, Unión Sindical Obrera (USO), definido a sí mismo como “sindicato basado en la autonomía sindical, independiente de los partidos políticos, los gobiernos y las organizaciones empresariales”, desaconsejaba días atrás secundar la huelga del miércoles 28 de octubre en el sector metal, convocada por CCOO y UGT.

En un escenario como el presente, con el paro en aumento, con empresas cerrando, con autónomos dejando su actividad, con la patronal siendo señalada como máxima responsable de la crisis y de la inexistencia de diálogo social, USO ha puesto de manifiesto, sin pelos en la lengua, en relación con la mencionada huelga del metal, el comportamiento de las dos centrales sindicales mayoritarias:

“Guante blanco de los sindicatos convocantes hacia el Gobierno, utilización de la negociación colectiva para otros fines ajenos a los intereses de los trabajadores".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.