Imagen de la noticia

Redacción. Ante la posible aprobación este año de una normativa que obligue a las empresas a implantar un registro de la jornada laboral, con el objetivo de poner coto a las horas extra no pagadas o fraudulentas y para controlar el creciente absentismo laboral, los departamentos de RRHH deben estar preparados para implantar procedimientos y contar con herramientas tecnológicas adecuadas.

Para Meta4, especialista en soluciones cloud para la gestión de Nómina y RRHH, estas medidas, que permitirán registrar las horas de entrada y salida de cada trabajador, resultan paradójicas en un contexto como el actual, en el que el mercado laboral se está transformando y en el que se está brindado la posibilidad a los profesionales de trabajar bajo diferentes modalidades, como medias jornadas, turnos fijos, turnos rotativos, bolsas de horas, teletrabajo, jornadas flexibles, etc.

Siendo conscientes de esta complejidad, y basándose en su experiencia como proveedor tecnológico, Meta4 ha proporcionado seis recomendaciones para facilitar a las empresas gestionar con eficacia el tiempo de trabajo de sus empleados y estar preparadas para los cambios normativos mediante el uso de la tecnología:

Identificar y normalizar las principales características de la fuerza laboral: horarios, jornadas, turnos, teletrabajo, movilidad de los trabajadores, etc. para facilitar la identificación de los aspectos clave a gestionar en el control horario.

Integrar los turnos de trabajo con el control horario, las vacaciones, el calendario laboral, la definición estándar del absentismo, etc., para automatizar la respuesta de incidencias, reduciendo la intervención humana y agilizando la gestión. Esto permitirá a las empresas obtener estadísticas y registros fiables en tiempo real, desde un único entorno y de forma centralizada, favoreciendo la mejora continua.

Establecer contadores, de acuerdo a la gestión que se quiera realizar, para poder parametrizar las alertas necesarias para la gestión de presencia y ausencia, horas trabajadas, horas extras, horas compensadas, etc.

Integrar en un único sistema tecnológico de RRHH los datos de gestión del tiempo con las restantes transacciones, información y conocimiento de los empleados. Esto permitirá optimizar el uso de ese conocimiento para la búsqueda de una mayor eficiencia operativa y de gestión del recurso humano.

Centralizar la información -dónde está el dato, quién y cómo puede explotarlo- y descentralizar la gestión de los procesos. De este modo se empodera a los managers y se mejora la rapidez y exactitud de las repuestas frente a posibles incidencias, necesidades, imprevistos, etc.

Medir, ajustar y corregir aspectos que resultarán clave para mejorar los resultados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.