Imagen de la noticia

Redacción. Un 37 % de las startups tiene automatizados sus procesos. Así lo pone de relieve la Guía del Mercado Laboral 2019 de Hays, según la cual la cifra de empresas de esta tipología que recurren a la automatización ha aumentado un 13 % el año pasado respecto al anterior.

Según señalan desde Hays, la digitalización y automatización de procesos en las empresas ha traído muchos cambios dentro de las organizaciones. En muchos casos, la innovación de los procesos ya no es una opción, sino una obligación o una forma innata de entender los negocios, especialmente en el sector de las startups, mayoritariamente vinculadas a las nuevas tecnologías.

Además, el informe de Hays pone de relieve que una de cada dos startups cree que la automatización de procesos afectará a su plantilla en el futuro, sobre todo las que forman parte de los sectores financiero, aeroespacial, científico o I+D.

En concreto, la mayoría de las startups estima que entre un 1 % y un 30 % de sus puestos de trabajo actuales habrán desaparecido en cinco años debido a la automatización de procesos.

En cambio, en el resto de tipologías de empresas esta tendencia ha ido a la baja respecto a 2017. En el caso de las multinacionales, la automatización de procesos se ha dado en el 37 % de las empresas en 2018, un 5 % menos que el año anterior.

En las pymes, la sustitución de mano de obra por tecnología ha caído cuatro puntos porcentuales, situándose en el 24 % de las compañías de este tamaño en 2018.

Las empresas que más han implementado el cambio de modelo pertenecen a los sectores bancario, financiero, logístico, biotecnológico y de transporte, respectivamente. Así mismo, no sorprende que la banca haya apostado por la digitalización y automatización de procesos, ya que, de esta forma, resuelve muchos de los problemas que han afectado al sector desde la crisis, en 2008.

Sin embargo, aunque muchos ven la automatización como una gran amenaza por la pérdida de puestos de trabajo, según las últimas tendencias sucede todo lo contrario, como una mejora en la calidad del trabajo, la reducción de costes y dinero en el tiempo, así como una disminución de la contaminación y daño ambiental, aspectos clave de las startups.

Según distintos expertos, a medida que se va desarrollando el mercado nacerán nuevas actividades o empleos, como, por ejemplo, el servicio a clientes, tareas más creativas u otras propuestas de valor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.