Imagen de la noticia

Redacción. La facturación derivada de la prestación de servicios de outsourcing de procesos de negocio (BPO) creció en España un 6,5 % en 2017 y un 3,8 % en 2018, hasta situarse en 2.050 millones de euros, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa.

El mercado sigue mostrando una tendencia alcista, iniciada en 2008, cuando se facturaron 965 millones de euros. Esta tendencia se ha debido a la buena coyuntura económica y a la creciente externalización de determinados servicios.

Pese a ello, en el ejercicio 2018 se produjo una ralentización del ritmo de crecimiento por la madurez alcanzada en algunos de los principales sectores demandantes y el incremento de la rivalidad en precios.

Las empresas del sector siguen presentando una creciente orientación al exterior, tendencia impulsada por las políticas de internacionalización de los clientes, a los que acompañan en su expansión.

Más facturación en el extranjero

La facturación a clientes en el extranjero aumentó en el bienio 2017-2018 un 5,9 % anual, hasta los 415 millones de euros, suponiendo ya el 20 % del total. Por su parte, la facturación a clientes en España alcanzó los 1.635 millones de euros, cifra un 3,8 % superior a la de 2017.

Las firmas de consultoría TI reunieron el 56 % de los ingresos por servicios de BPO, contabilizando en 2018 un crecimiento del 3,5 %. Por su parte, las empresas procedentes del ámbito de la gestión de call centers alcanzaron los 400 millones de euros, un 2,6 % más, considerando exclusivamente la actividad de BPO no vinculada a servicios de voz.

Las firmas de auditoría y asesoría fiscal/legal registraron en 2018 un crecimiento del 4,9 %, alcanzando unos ingresos de 150 millones de euros. Por su parte, las empresas procedentes de otros ámbitos obtuvieron una cifra de 356 millones de euros, un 5,6 % superior a la de 2017.

Incremento de la concentración

En los últimos años ha aumentado el número de operadores en el sector, habiéndose producido la entrada de compañías procedentes de diversos ámbitos.

Sin embargo, la oferta presenta un alto y creciente grado de concentración, de forma que las cinco primeras empresas contaban en 2018 con una cuota de mercado conjunta del 35%. Por su parte, las diez primeras reunían ya más de la mitad del volumen de negocio sectorial.

Demanda creciente de BPO

La facturación sectorial crecerá previsiblemente alrededor del 3 % anual en el período 2019-2020, aproximándose a los 2.200 millones de euros en el último año.

El incremento de la actividad económica, la necesidad de llevar a cabo políticas de transformación digital y automatización de los procesos de negocio, y la creciente complejidad de los procesos, se encuentran entre los factores que permitirán que la demanda siga creciendo a corto y medio plazo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.