Imagen de la noticia

Redacción. El 23 % de los españoles estarían dispuestos a recibir ingresos salariales en dinero negro o dinero B, es decir, no declarado a la Hacienda pública.

Así lo pone de relieve un informe de la web de empleo InfoJobs, según el cual, la tendencia a cobrar en B es una realidad en el mercado laboral español, y que son los hombres los más predispuestos a cobrar en negro, con un 25 % que así lo afirma, por un 22 % de mujeres.

Los jóvenes de entre 16 y 24 años son el colectivo con mayor voluntad a cobrar en B, con un 39 % de encuestados que así lo asegura; de hecho, es el grupo que declara en un mayor porcentaje, un 30 %) haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años.

En cambio, solo un 20 % de encuestados de entre 45 y 65 años aceptaría recibir un salario en B, y solo un 9 % de estos encuestados afirma haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años.

Por nivel de estudios, el 41 % de los que cuentan con una formación no reglada están más dispuestos a percibir un salario en B, al igual que el 30 % de quienes solo han cursado estudios básicos. Esta predisposición coincide con la realidad, ya que del informe se desprende que el 30 % de los encuestados con estudios no reglados afirma haber cobrado en negro una parte de sus ingresos en los últimos tres años. En concreto, el 31 % de ellos señala haber recibido entre el 21 % y el 60 % de sus ingresos en B.

La situación laboral también influye a la hora de plantearse recibir ingresos en B, puesto que se observa una mayor disposición a recibir este tipo de salarios entre los desempleados (31 %) que entre los ocupados (21%).

Destaca también el porcentaje de encuestados que ocupan cargos directivos y que apuntan estar abiertos a recibir una parte de su salario en B, alcanzando al 29 % de los pertenecientes a este grupo.

Un 15 % de los encuestados en posiciones de liderazgo confirma haber cobrado este tipo de ingresos en los últimos tres años, y un 38 % de ellos afirma además haber recibido entre el 21 % y el 60 % de su salario en B. El 40 % de los que lo han hecho aluden a la necesidad de completar su salario.

Hasta el 60% de su salario

De entre aquellas personas que declaran haber cobrado en negro en los tres últimos años, el 69 % afirma haber percibido por esta vía hasta el 20 % de sus ingresos, y un 22 % asegura haber ingresado en B entre el 21 % y el 60 % de su salario.

Por edades, son los encuestados de entre 35 y 44 años quienes declaran en mayor porcentaje (73 %) haber cobrado en B en los últimos tres años hasta el 20 % de sus ingresos, seguido de los jóvenes de entre 25 y 34 años (72 %) y de 16 a 24 años (69 %).

Única opción de pago, el principal motivo

El 50 % de la población activa española que afirma recibir este tipo de ingresos asegura que la empresa no le da otra opción, siendo también el principal motivo al segmentar por edades, ocupación, por nivel laboral y por nivel de estudios.

El segundo motivo que cita un 29% de los encuestados es la necesidad de completar su salario, mientras, que un 7 % apunta a no querer pagar impuestos desproporcionados y un 4 % señala no querer perder la prestación por desempleo o porque se trata de trabajos interpersonales de pocas horas.

Los andaluces los más predispuestos a cobrar en B

Por comunidades autónomas, el informe pone de relieve que los andaluces son los españoles más dispuestos a cobrar en B, un 28 %, cinco puntos porcentuales por encima del global de España (23 %). Además, un 18 % afirma haber percibido este tipo de ingresos en los últimos tres años.

En el lado contrario se sitúa el País Vasco, una de las comunidades autónomas en las que menor predisposición hay a aceptar un salario en B, con el 20 %, y también en las que menos se declara haber percibido ingresos en B en los tres últimos años, un 9 %, situándose cinco puntos porcentuales por debajo del promedio de España (14 %).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.