La industria europea del gaming crecerá un 8 % anual en facturación en los próximos cinco años

Redacción. La industria europea del gaming crecerá a un ritmo del 8 % anual en facturación en los próximos cinco años debido al aumento creciente de usuarios, la adopción digital, la inversión corporativa y un ecosistema de desarrolladores competitivo frente a otros mercados.

Así se desprende del último Savills Gaming Occupier Outlook, que prevé que, a medida que la industria del gaming evolucione, la presencia física y los requerimientos de las empresas en los espacios de trabajo aumentarán, lo que llevará a un incremento de los niveles de contratación de espacio de trabajo por parte de este sector.

Según Savills, los espacios de trabajo de las compañías de gaming incluyen estudios para el desarrollo y producción de nuevos juegos y tecnologías. Las compañías globales de videojuegos tienden a buscar ubicaciones fuera del distrito de negocios, con una fuerte conectividad y muy cerca de los pools de talento, como universidades líderes.

Por su parte, los estudios pequeños y los desarrolladores en crecimiento suelen buscar edificios prime en buenas ubicaciones para atraer talento.

Atraer y retener talento, un desafío

Según el informe, atraer y retener talento sigue siendo uno de los mayores desafíos que afrontan las compañías del sector, con aproximadamente 5.000 desarrolladores de gaming actualmente abiertos a nuevas oportunidades de empleo en toda Europa.

Como resultado, existe una fuerte demanda de espacios de alta calidad en buenas ubicaciones que, además, deben coincidir con la cultura de cada empresa y los objetivos corporativos de sostenibilidad.

Barcelona, ecosistema gaming

El informe de Savills analiza el caso de Barcelona como ecosistema gaming y señala la colaboración público-privada como dinamizador de la industria.

Según datos de Pitchbook, el sector videojuegos ha levantado más de 30 millones de euros en los últimos tres años para startups con sede en la Ciudad Condal, y ha absorbido más de 40.000 m² de oficinas en los últimos diez.

Compañías como Ubisoft, Social Point y Scopely Games han sido las últimas en establecerse en Barcelona, “y seguramente no serán las últimas. Estos grandes nombres atraen por igual a pequeños estudios como a grandes inversores que buscan ser parte del ecosistema. Barcelona es una plaza clave en Europa, con infraestructuras consolidadas y talento de calidad accesible para el sector de los videojuegos”, destaca Gonzalo Zambrano, director de occupier solutions en Savills España.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.