lasedaRRHHpress. El grupo químico La Seda de Barcelona comunicó el pasado viernes que presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) por el que despedirá a 45 trabajadores de la planta de El Prat de Llobregat (Barcelona), según han informado fuentes sindicales de la propia organización.

El mismo viernes la empresa informó también que su Consejo de Administración había acordado una ampliación de capital por importe de 300 millones de euros, operación pendiente de aprobación por la junta general extraordinaria de accionistas, convocada en segunda convocatoria para el próximo 17 de diciembre.

Rechazo sindical

Trabajadores de la planta de La Seda en El Prat del Llobregat están preparando movilizaciones para esta semana como muestra de rechazo al expediente de regulación de empleo.

UGT de Cataluña y el comité de empresa han expresado su “rechazo total a esta medida, que obliga a que se sacrifiquen los mismos de siempre. Nuestro sindicato denuncia que, una vez más, la dirección recurre a que paguen los más débiles”.

Según el sindicato, los trabajadores son los únicos que no tienen ninguna responsabilidad por la situación que la actual dirección ha llevado a la empresa, y la administración pública tampoco ha hecho ni hace ningún esfuerzo para salvar los puestos de trabajo”.

Situación actual

Actualmente La Seda ya está aplicando un ERE de suspensión de contratos de 120 días, que afecta al conjunto de trabajadores las plantas catalanas: La de El Prat del Llobregat -233 trabajadores-, dedicada a la producción de PET, la planta IQUA, en Tarragona -unos 120 trabajadores-, que fabrica materia prima, y la planta ARTENIUS Green, en Balaguer -unos 50 trabajadores-, dedicada al reciclaje de PET, la única de las tres plantas que funciona de manera intermitente.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.