Fomentar el bienestar de los empleados impulsa su productividad y los ingresos de la empresa

Redacción. Alcanzar la rentabilidad en las empresas es cada vez más complicado sin una apuesta firme por la felicidad y el buen clima laboral en las compañías.

Así lo aseguran desde Betterfly, insurtech especializada en beneficios para empleados, que recuerdan que, según un estudio de Great Place to Work, cuando una empresa logra mantener un ambiente de trabajo agradable, puede llegar a triplicar sus ingresos, reducir la rotación en un 50 % o mejorar el desempeño de sus acciones.

Así mismo, Betterfly destaca que, según el Informe del Mercado de Trabajo Estatal, el índice de rotación en España ha descendido hasta el 2,38 % tras aumentar el número de empresas que optan por mejorar el bienestar en sus plantillas.

Sin embargo, según Betterfly, hay elementos que demuestran un descenso general del compromiso de los trabajadores con sus empresas. En este sentido, datos de Gallup revelan que, en los últimos cuatro años, el número de empleados millennials que están comprometidos con sus trabajos se ha reducido en siete puntos porcentuales, del 39 % al 32 %, los de la generación Z, del 40 % al 35 % y los de la generación X, del 35 % al 31 %.

Esto ha supuesto un gran reto para los líderes empresariales, que deben hacer de su empresa un lugar atractivo con un buen ambiente de trabajo, pero también han de conocer qué necesidades y requisitos tienen los trabajadores de cada generación para sentirse a gusto en su puesto de trabajo.

Puntos fuertes y débiles del clima laboral español

Según los resultados del estudio Betterwork, realizado por Betterfly, el 39 % de los encuestados en España considera que tiene una buena relación con su responsable directo. Esta cifra se reduce al 37 % cuando se pregunta si la relación con los compañeros del equipo es buena.

Entre los aspectos peor valorados se encuentran las posibilidades de desarrollo laboral y el reconocimiento al buen desempeño, características que solo un 17 % y un 20 % de los encuestados, respectivamente, consideran habituales, lo que denota que queda un largo camino por recorrer cuando se trata de felicidad en el espacio de trabajo.

Ana Membrillo, head of marketing de Betterfly, explica que "los líderes tienen el poder de fomentar una buena relación en el espacio de trabajo, hecho que es clave cuando se trata de mantener unos altos niveles de productividad. Para ello, hay técnicas, como los beneficios para empleados, que también aportan un gran número de ventajas en el conjunto de la empresa".

Sin embargo, para Membrillo, es imprescindible que estos beneficios "se adecúen a las necesidades de cada persona", ya que solo un 15 % de los trabajadores asegura que los beneficios que ofrece su empresa realmente se ajustan a sus necesidades.

"Si hacemos que nuestra empresa sea un lugar agradable y en el que vale la pena estar, reduciremos en gran parte la rotación de personal", apunta Membrillo.

Por ello, apostar por un plan de beneficios que se ajuste a las necesidades es altamente útil, especialmente si se tiene en cuenta que, a medida que van pasando los años, la gen Z, una de las generaciones que más valora la obtención de beneficios en el puesto de trabajo, va ocupando cada vez más puestos en el mercado laboral.

Según el estudio Betterwork de Betterfly, los beneficios que más se ofrecen a día de hoy son aquellos relacionados con la flexibilidad o la protección. Los menos frecuentes son los relacionados con el bienestar físico y mental.

"Es crucial conocer a nuestros trabajadores, saber qué necesidades tienen y hacer una propuesta de beneficios que se ajuste", concluye Membrillo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.