Imagen de la noticia

Redacción. Las empresas deberán realizar cerca de 50 millones de horas de trabajo extra para cumplir con el Real Decreto aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros que obliga, a partir del 12 de mayo, a registrar diariamente el tiempo de trabajo de los empleados y almacenar esta información durante cuatro años.

Así lo pone de relieve un estudio elaborado por la empresa española de soluciones de transformación digital, aggity, entre más de un centenar de pymes y grandes empresas de todos los sectores de actividad.

El estudio también revela que cerca de la mitad de ellas (47 %) deberá afrontar el cumplimiento de esta normativa de manera manual, al carecer de soluciones digitales capaces de automatizar esta labor.

La nueva normativa no obliga a las empresas a disponer de un sistema determinado, por lo que, si bien la recopilación manual puede ser una solución inicial para pequeñas empresas, aggity advierte de que el almacenamiento de la información y su disponibilidad, de manera clara y concisa, a requerimiento de un inspector de trabajo, puede provocar que los costes extra de administración y las posibles sanciones ante incumplimientos sean superiores a los costes de automatizar y digitalizar este procedimiento con una solución de software.

Además, aggity apunta que el problema se agrava en el caso de los trabajadores en remoto, una fórmula cada día más extendida en las empresas españolas. Actualmente, y según apuntan las empresas encuestadas en el estudio, el 15 % de los recursos humanos combinan el trabajo remoto con el desarrollado en las instalaciones de la empresa, y esta tendencia va en aumento, pudiendo incrementarse este volumen hasta cerca del 40 % en el plazo de dos años. Según aggity, para esta fuerza laboral, la única solución es disponer de una solución digital.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.