Imagen de la noticia

Redacción. RIU Hotels & Resorts y la Fundación Campaner han puesto en marcha en todos sus hoteles de España la campaña Salvasonrisas con la venta de pulseras solidarias a sus clientes y colaboradores.

La recaudación obtenida en los 24 hoteles que participan en esta acción solidaria será destinada a la Fundación Campaner, ONG de ayuda al desarrollo que lucha contra el Noma, enfermedad más conocida como ‘el ladrón de sonrisas’ y que afecta a 140.000 niños en todo el mundo.

La campaña se prolongará hasta el fin de existencias, y la hotelera espera lograr una gran recaudación gracias al apoyo incondicional que colaboradores y clientes siempre ofrecen a las acciones sociales y medioambientales que realiza la compañía en todo el mundo.

Además, los huéspedes recibirán información sobre la Fundación Campaner y sobre esta enfermedad de origen desconocido que destruye el rostro de los niños que la contraen hasta provocar la muerte. Su evolución es muy rápida, pero también su cura, con dos o tres dosis altas de antibiótico, si se diagnostica a tiempo.

La Fundación Campaner fue creada en 1996 por Pep Campaner, quien entonces trabajaba en la recepción de un hotel de RIU en Mallorca. Junto a su mujer, Marilena Navarro, conocieron la gravedad de la enfermedad del Noma cuando acogieron en 1995 a una niña de cuatro años que había sido trasladada a Mallorca (sede de la Fundación) para ser operada para reconstruirle el rostro.

Pep decidió entonces viajar a Níger para conocer la realidad de estos niños y, conmovido por su precaria situación, decidió comprometerse a mejorar su situación y la de sus familias.

A su vuelta, Pep Campaner le contó a Carmen Riu, actual propietaria y consejera de RIU Hotels, lo que había visto durante su viaje y la cruel realidad que vivían miles de niños en Níger. Fue en ese momento, en los primeros pasos de esta ONG, cuando RIU Hotels se sumó a su lucha, convirtiéndose en su principal patrocinador.

Trece años más tarde, RIU y Fundación Campaner trabajan en la mejora la calidad de vida de los habitantes de la ciudad nigerina de Diffa, una de las regiones más pobres del planeta, a través de proyectos de salud, educación, desarrollo, mejora de la alimentación y hábitos de higiene.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.