Imagen de la noticia

Redacción. El Grupo BASF y el Club de Excelencia en Sostenibilidad han convocado la primera edición de los premios a la mejor práctica en economía circular, unos galardones que nacen para reconocer aquellos proyectos e iniciativas que contribuyan a circularizar la economía.

El objetivo de los premios es reconocer aquellos proyectos que, basados en la economía circular, contribuyan o tengan el potencial de contribuir de forma sustancial al desarrollo de la competitividad empresarial en España, con especial atención en aquellos proyectos que incluyan la perspectiva de la sostenibilidad ambiental y social en el desarrollo y objeto de los mismos.

Carles Navarro, director general de BASF Española, ha explicado que “la economía circular y sostenibilidad están en el eje central de nuestra estrategia, porque solo puede ser sostenible. Por tanto, cualquier iniciativa encaminada a fomentar nuevos modelos de negocio circulares, nuevos productos y servicios que sean beneficiosos para la sociedad y el medio ambiente, siempre tendrá a BASF como aliado. La convocatoria de estos premios es una prueba más de nuestro compromiso para crear química para un futuro sostenible”.

La convocatoria, dirigida a proyectos e iniciativas que contribuyan a circularizar la economía y que hagan frente al desafío de los recursos naturales limitados, cuenta con cuatro categorías que pretenden poner en valor las iniciativas más destacadas en economía circular que se están llevando a cabo en España: mejor iniciativa pública, mejor práctica circular en grandes empresas, mejor práctica circular en pymes y mejor startup circular.

El jurado estará compuesto por reputados expertos a nivel institucional, académico y empresarial en materia de innovación empresarial y tecnológica, desarrollo de programas formativos y de sostenibilidad, además de por altos directivos de BASF en España y del Club de Excelencia en Sostenibilidad.

Este jurado valorará las iniciativas teniendo en cuenta los principales criterios del premio: impacto económico, social y ambiental; consistencia y permanencia del proyecto en el tiempo; aplicabilidad real y replicabilidad del modelo; originalidad y carácter innovador de la propuesta; alcance geográfico/personas/ organizaciones implicadas; diseminación en la cadena de valor de la empresa en caso de que aplique y existencia de objetivos claros y medibles e indicadores de seguimiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.