Imagen de la noticia

Redacción. Línea Directa Aseguradora ha ofrecido al Institut Català de Salut, dependiente de la Generalitat de Cataluña, la cesión temporal, mientras dure el estado de alarma, de una flota de más de 40 vehículos marca Audi A1 y Mini con el objetivo de facilitar las necesidades de movilidad de los servicios sanitarios que están haciendo frente a la crisis del coronavirus en esta comunidad autónoma.

Los vehículos cedidos por Linea Directa son los utilizados por la compañía como unidades de sustitución mientras se efectúan las reparaciones de los coches accidentados de sus clientes. Se cederán a profesionales de centros de atención primaria del Institut Català de la Salut de toda Cataluña.

Esta iniciativa se suma a otras que Línea Directa está desplegando estos últimos días para sus empleados, clientes e instituciones. Algunas de ellas, entre otras, son la flexibilización en el pago de los seguros para los autónomos, el régimen de teletrabajo para la plantilla completa, la normalidad en la atención telefónica y de servicios a sus clientes o una campaña institucional emitida en televisión de apoyo a la ciudadanía, con un mensaje positivo, para acabar con el coronavirus.

Según Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora, “nuestra intención como compañía es colaborar en todo lo que nos sea posible con las autoridades sanitarias y, en este caso, con el Institut Català de Salut de la Generalitat de Catalunya, para acabar cuanto antes, todos juntos, con el coronavirus. Se trata de una colaboración directa donde pensamos que más falta hace en estos instantes tan difíciles especialmente para los servicios sanitarios y para toda la población”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.