Imagen de la noticia

Redacción. El hotel Villa Magna de Madrid, propiedad del grupo inmobiliario mexicano RLH Properties, ha realizado una donación de 10.000 euros a la Universidad de Alcalá (UAH) con el objetivo de apoyar el trabajo de investigación que este centro universitario está llevando a cabo para mejorar el tratamiento contra el Covid-19 en función del grado de afectación del paciente.

Por su parte, su presidente y CEO de RLH Properties, Borja Escalada, ha igualado la cantidad, convirtiendo la donación en un total de 20.000 euros para la investigación.

El proyecto de investigación respaldado se denomina Caracterización biomédica de pacientes para la individualización terapéutica, y está dirigido por el doctor Melchor Álvarez de Mon Soto.

El estudio pretende analizar y caracterizar evolutivamente los componentes celulares del sistema inmune en sangre para una muestra de más de 300 pacientes infectados. Cada fase de la enfermedad por la que va pasando el paciente necesita un medicamento y un tratamiento específico y hasta el momento no se han definido con exactitud.

A falta de una vacuna contra el virus, el estudio busca conocer con precisión qué medicamento y qué tratamiento requiere un paciente de Covid-19 en cada momento para conseguir su recuperación.

La decisión del Hotel Villa Magna de Madrid de apoyar esta investigación está en línea con las medidas que el propio establecimiento ha adoptado durante este periodo de crisis sanitaria.

El pasado 8 de abril, el Hotel donó más de 40.000 productos de higiene personal y zapatillas al hospital de IFEMA, en una decisión que estuvo encaminada a apoyar a la sanidad pública madrileña y a todos los pacientes que han permanecido ingresados en este centro hospitalario de campaña a causa del Covid-19.

En concreto, entregó 42.132 productos de higiene personal, entre los que se incluía geles de ducha, champús y acondicionadores. Además, en el material entregado también se incluyeron 300 zapatillas.

No habrá despidos

A nivel laboral, el hotel acordó en marzo con su plantilla la aprobación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) debido al contexto de cese de actividad del negocio tras la declaración del estado de alarma en España. El expediente firmado incluyó un complemento salarial que llega hasta el 75 %.

El acuerdo ha abierto a los trabajadores la posibilidad de percibir las dos pagas extra de verano y Navidad de 2020 de forma anticipada. Con ello, el hotel ha querido garantizar la liquidez de todos sus empleados, en previsión de que la administración pueda retrasar el pago de esta prestación.

Además, la compañía se comprometió a no realizar ningún despido, pese a que el establecimiento tenía que cesar su actividad a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.