Imagen de la noticia

Redacción. Mapfre ha anunciado la adopción de los Principios de Conducta para las Empresas de la ONU con el fin de hacer frente a la discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI).

Al adoptar estos principios, la aseguradora se compromete a respetar en todo momento los derechos humanos de los miembros de la comunidad, los trabajadores y los clientes LGBTI, a eliminar la discriminación contra los empleados LGBTI y a prestar apoyo al personal LGBTI en el lugar de trabajo, a no discriminar a los clientes, proveedores y distribuidores LGBTI y a defender los derechos humanos de estas personas en las comunidades donde desarrollan su actividad.

Las normas de conducta se fundamentan en los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos y en el Pacto Mundial, y ofrecen orientación a las empresas sobre cómo cumplir su responsabilidad de respetar los derechos de todos, en este caso, los derechos de las personas LGBTI.

Mapfre avanza así en su compromiso con los derechos humanos, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible -en este caso concreto con el 10, relativo a la reducción de las desigualdades-, con la diversidad y con la igualdad de oportunidades -en esta ocasión, en relación con la orientación sexual de las personas-.

Dicho compromiso con los derechos humanos está recogido en los Principios Institucionales, Empresariales y Organizativos de Mapfre, y, de forma expresa, en el Código Ético y de Conducta y en la Política de Responsabilidad Social Corporativa actual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.