Imagen de la noticia

Redacción. Los profesionales de la consultora tecnológica Indra han conseguido retirar más de tres toneladas de basura en una jornada de voluntariado celebrada coincidiendo con el Día Mundial de la Limpieza (World Cleanup Day).

Trabajadores de la compañía de diferentes países participaron en diversas acciones conjuntas o individuales para realizar batidas de limpieza tanto en tierra como en el mar, con el objetivo de recoger residuos sólidos generados por el ser humano, mitigando la contaminación que producen en la naturaleza y los océanos.

En concreto, el pasado sábado 19 de septiembre 131 voluntarios de la tecnológica lograron recoger 3.298 kilogramos de basura en lugares como Palma de Mallorca, Valencia, Alicante, Barcelona, Madrid, Recife, Sao Paulo, Fortaleza o Bogotá.

Y todo ello a pesar de la adversa climatología, por ejemplo, en España, y a las limitaciones existentes por la pandemia del covid-19, que también provocó que batidas de limpieza previstas en varios parajes de México y Chile tuvieran que posponerse.

Buceo por el medio ambiente

Además de la limpieza en diferentes parajes naturales terrestres, 54 voluntarios de Indra aficionados al buceo participaron todo el fin de semana pasado, 19 y 20 de septiembre, en dos acciones de limpieza submarina en el Parque Natural de Serra Gelada, en Alfaz del Pi, Benidorm y en Altea.

Esta iniciativa, Buceo por el medio ambiente, contó con el apoyo de entidades públicas y empresas locales y especializadas en el ámbito del medio ambiente y el submarinismo, como Garmin, AON, TDS, Generalitat Valenciana, Ayuntamiento de Benidorm, Cruz Roja, Salvamento Marítimo, Casto Antiguo, Revolution Dive, Algar, Marina Greenwich y Maremoto.

Durante la jornada se garantizó que todos los participantes cumplieran las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, entre ellas la formación de grupos reducidos de diez personas, el uso obligatorio de mascarilla en todo momento, salvo en las inmersiones de buceo, y el distanciamiento social.

Indra enmarca esta acción en su línea de voluntariado medioambiental, que, junto con el voluntariado social y digital, constituyen los tres pilares del plan diseñado por la compañía para responder a los intereses de los profesionales a la hora de contribuir a la sociedad y alineado con su estrategia.

Además de sensibilizar a los profesionales y acercarles a problemas reales, el voluntariado facilita el desarrollo de competencias y capacidades como el trabajo en equipo, la creatividad o la comunicación.

Contribuye también a generar orgullo de pertenencia, al permitir a los profesionales mejorar el mundo a través de la compañía, y a impulsar el cambio cultural con el que Indra pretende convertirse en la empresa más atractiva para el talento digital global.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.