ieseRRHH Press. Las formas de retribución flexible consiguen fidelizar a los empleados y aumentar su satisfacción laboral, según se ha puesto de manifiesto en las sesiones del Programa "Retribución y dirección: hacia una mayor flexibilidad", organizadas esta semana por el IESE en Madrid y Barcelona, en las que se presentaron las principales conclusiones de varios estudios que el Centro Internacional Trabajo y Familia (ICWF) de esta escuela de negocios, Mercer y Edenred han realizado a lo largo de este año.

Según los datos aportados durante las jornadas, las empresas se han enfrentado a la crisis actual incluyendo la flexibilidad en sus políticas de retribución. Así, muchas compañías han apostado por ofrecer a sus empleados seguros médicos, de vida o accidente, planes de pensiones, cheques comida o la posibilidad de trabajar desde casa.

Teletrabajo

En el caso del teletrabajo, esta modalidad laboral ha sufrido un incremento considerable, duplicándose en los dos últimos años. "Hay sectores que apuestan especialmente por esta medida flexible que permite conciliar vida laboral y familiar, como en el sector servicios, finanzas y seguros, en el que este tipo de medida ha pasado de un 9% a un 23%", apunta Mireia las Heras, profesora de gestión de personas en las organizaciones del IESE.

En este sentido, Las Heras concluye que "un entorno flexible facilita el compromiso y rendimiento de los empleados, reduce el absentismo y ayuda a mejorar los resultados".

Por su parte, Nuria Chinchilla, directora del ICWF, recuerda que las compañías que fomentan esta flexibilidad son consideradas empresas de "alto crecimiento profesional y familiarmente responsables. De esta forma el trabajo también enriquece a la familia. El empleado siente que la organización se compromete con él, y su grado de compromiso con el trabajo aumenta, ayudando a mejorar el rendimiento de la empresa".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.