imagen de la noticiaRRHH Press. Banca Cívica se ha adherido al Pacto Mundial de Naciones Unidas (Global Compact), una iniciativa que busca el compromiso voluntario de las empresas con el respeto a los derechos humanos, laborales y medioambientales, además de a contribuir en la lucha contra la corrupción.

El Pacto Mundial de la ONU recoge diez principios con los que se comprometen las empresas firmantes. En materia de derechos humanos, se responsabilizan a apoyarlos y respetarlos y a asegurarse de no ser cómplices en su vulneración.

En el ámbito laboral, implican el apoyo a la libertad de asociación y de negociación colectiva, a la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción y a la erradicación del trabajo infantil, así como la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo.

El Pacto Mundial también reclama mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente, fomentar la responsabilidad ambiental y favorecer las tecnologías respetuosas. Por último, exhorta a las empresas a trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno.

Estos principios de comportamiento ético empresarial tienen su origen en la Cumbre Económica Mundial celebrada en Davos en 1999, aunque no llegan a España hasta abril de 2002. Su objetivo es la creación de una ciudadanía global, que permita conciliar los intereses de la actividad empresarial con los valores y demandas de la sociedad civil.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.