Endesa y Fundación Juan XXIII impulsan el empleo verde inclusivo para personas con discapacidad

Redacción. Endesa y Fundación Juan XXIII, entidad especializada en inclusión social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad psicosocial, han firmado un acuerdo para poner en marcha un nuevo proyecto de formación que beneficiará a unas 270 personas con discapacidad.

El programa formativo se desarrollará en el periodo 2023-2025 en municipios del entorno de instalaciones de Endesa, como parte de su plan de crecimiento renovable para hacer frente al cambio climático y a la despoblación rural con la inclusión como factor protagonista de toda la iniciativa.

Fundación Juan XXIII participará en este proyecto a través de su Centro de Formación para el Empleo mediante la impartición del curso Compost-IN, Compostaje inclusivo.

El programa está formado por siete módulos, con un contenido de 32 horas teóricas y 37 horas de formación práctica, en temas relacionados con el compostaje, el desbroce, instalación y mantenimiento de las pantallas forestales de plantas fotovoltaicas destinada a personas con discapacidad y que facilitará la posible incorporación de los alumnos en las explotaciones fotovoltaicas.

Esta oferta formativa se encuentra entre los proyectos e iniciativas de Creación de Valor Compartido (CSV) que desarrolla Endesa en los territorios donde despliega proyectos renovables.

Se diseñan buscando su mejor integración territorial y el máximo valor socioeconómico para las comunidades locales en el entorno de los mismos, siendo la inclusión una de las claves de su estrategia de sostenibilidad.

El programa para este año 2023 está previsto en 24 municipios del territorio nacional donde Endesa tiene instalaciones solares en operación. Arrancará en Badajoz seguido de Tomelloso.

Endesa Compost-IN

En esta formación sobre compostaje, desbroce y mantenimiento de pantalla forestal, que contribuye al cumplimiento de 10 de los 17 ODS, los alumnos realizarán tareas de conservación y mejora del suelo de la zona.

El desempeño de dichas tareas dotará de competencias laborales a las personas residentes en estas poblaciones que no serán únicamente aplicables en las explotaciones solares. Esto mejorará la gestión de los residuos biodegradables de estos lugares, ayudando a cumplir con la Ley de Residuos y suelos contaminados para la economía circular (Ley 7/2022, del 8 de abril).

En el caso de la parcela donde se encuentran los paneles, diferentes tipos de vegetación crecen y después se secan. El hecho de desbrozarla evita el riesgo de incendio y permite generar compost a partir de la materia vegetal obtenida, que después es reincorporado al suelo en forma de enmienda orgánica, mejorando la estructura y la vida en él.

Además, los alumnos también aprenderán a mantener la pantalla forestal, que no solo disminuye el impacto visual de la explotación solar integrándola en el paisaje, sino que también tiene la función de corredor ecológico sirviendo como refugio a la fauna local.

Para que este curso sea accesible para diferentes grados y tipos de discapacidad, se ha adaptado el contenido en la parte teórica. Como muestra de ello, actualmente se está trabajando para certificarlos como nivel de accesibilidad web AA. Esto, además, mejorará las competencias en digitalización del alumnado con discapacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.