Imagen de la noticia

Redacción. Fundación Bankia por la Formación Dual y Entelgy Innotec Security, empresa especializada en ciberseguridad, han puesto en marcha el primer curso de ciberseguridad basado en la formación dual o en alternancia.

El objetivo de este programa de formación es hacer frente a uno de los grandes problemas que afecta al sector, la falta de técnicos preparados. Según el Global Information Security Workforce Study, en Europa harán falta 350.000 especialistas en ciberseguridad en 2022.

Las dos entidades han apostado por hacer frente a este reto a través de la colaboración con tres centros de formación profesional de la Comunidad de Madrid, Gredos San Diego Buitrago, José Ramón Otero y Padre Piquer, cuyos alumnos de los ciclos formativos de grado superior de Administración de Sistemas Inteligentes y Redes adquirirán una formación adicional en ciberseguridad y reforzarán lo aprendido en sistemas y redes. En concreto, al ser un programa piloto, se facilitarán 15 plazas que podrán aumentar en función de la demanda.

Para ello, Fundación Bankia y Entelgy Innotec Security han desarrollado un programa conjunto basado en la experiencia de ambas instituciones en sus campos de trabajo. Por un lado, Entelgy ha efectuado un análisis y adaptación del contenido técnico del programa con el objetivo de adecuar las competencias que adquirirán los alumnos a las necesidades del mercado.

Por otra parte, la dirección de Ciberseguridad de Bankia ha colaborado indicando el refuerzo de áreas y contenidos específicos. El resultado final será una formación intensiva y extensiva en conceptos de ciberseguridad, seguridad de redes, cuestiones legales, hacking ético o arquitecturas de protección y detección.

A través de esta formación dual, los estudiantes disfrutarán de más de 100 horas de formación presencial y otras 50 online, que les permitirá obtener una certificación reconocida internacionalmente para los especialistas en seguridad informática, concretamente en hacking ético y pentesting.

El proyecto busca formar profesionales que comiencen sus carreras desde la base, donde se concentra la falta de técnicos, para progresar en un futuro a través de la incorporación de nuevas habilidades.

Para ello, de modo paralelo a la enseñanza de competencias técnicas, el programa dotará a los estudiantes de una mentorización personalizada que les facilitará las llamadas competencias transversales o soft skills y les mostrará las diferentes especialidades laborales.

Estas competencias son las que se imponen en la sociedad futura, las competencias sociales comunes a todos los ámbitos de trabajo, como saber relacionarse o trabajar en equipo, entre otras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.