Imagen de la noticia

Redacción. La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía ha publicado una orden que permite a entidades de formación inscritas en el Registro de Centros de Formación Profesional para el Empleo, impartir acciones formativas para desempleados y ocupados dirigidas a la obtención de competencias claves -lengua, matemáticas, idiomas extranjeros-.

Se trata de acciones formativas impartidas sin financiación de fondos de Formación Profesional para el Empleo, cuya superación permitirá a los participantes el acceso posterior a acciones formativas dirigidas a obtener certificados de profesionalidad.

Los certificados de profesionalidad son documentos oficiales y validos en todo el territorio nacional con los que se acreditan oficialmente las competencias necesarias para el desarrollo de una actividad laboral, ya que reconocen un determinado perfil profesional.

Esta nueva orden, que modifica otra anterior de julio de 2016, regula el procedimiento de autorización, seguimiento, evaluación y control de estas acciones formativas concretas.

Se flexibiliza el acceso a la formación

La nueva regulación amplía y flexibiliza las posibilidades de acceso a la formación de los módulos de los certificados de profesionalidad de niveles de cualificación profesional 2 y 3, los que requieren de mayores requisitos de titulación.

Además, se da respuesta inmediata a las personas interesadas en realizar estas especialidades formativas, que no poseen el título necesario para acceder a ellas y encuentran un obstáculo en el conocimiento del idioma castellano o de la competencia matemática, o encuentran dificultades para aprender otros idiomas extranjeros.

Así mismo, organizaciones sin ánimo de lucro, inscritas en el Registro de entidades de Formación Profesional para el Empleo, que disponen de la estructura y medios necesarios para impartirla, podrán hacerla llegar a partir de ahora a aquellos colectivos más desfavorecidos a los que se dirigen.

Formación de lunes a domingo

La nueva orden también amplía el horario para el desarrollo de las acciones formativas no financiadas con fondos públicos de lunes a domingo, siempre que el 50 % de su desarrollo se realice de lunes a viernes.

Esta nueva posibilidad facilita la formación a trabajadores ocupados en determinados sectores como hostelería y comercio, en los que la jornada laboral puede extenderse en horario de mañana y tarde, lo que dificulta su asistencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.