planetRRHHpress. Sindicatos en más de 100 países, desde el Pacífico Oriental hasta la costa oeste americana, se movilizan hoy 7 de octubre para hacer frente a la crisis económica y de empleo global y exigir una reforma fundamental de la economía mundial. Organizaciones de más de 100 países han registrado sus actividades para la Jornada Mundial por el Trabajo Decente en el sitio web especialmente creado para ello.

Este sitio web ofrece una cobertura Internet en directo de las actividades organizadas en todo el mundo, incluyendo vídeos, fotografías y mensajes de los actos celebrados en todos los continentes, con información actualizada durante toda la jornada. Las movilizaciones incluyen mítines públicos y reuniones en el lugar de trabajo, manifestaciones frente a los parlamentos nacionales, conciertos, contactos sindicales miembro-a-miembro en persona y por teléfono o correo electrónico, seminarios con la participación de sindicalistas, académicos y personalidades políticas, y eventos públicos en plazas y otros lugares públicos.

En un mensaje vídeo, el Secretario General de la CSI, Guy Ryder, insiste en que “los gobiernos han de dar un giro decisivo y fundamental en una dirección: dejando atrás las políticas que provocaron la recesión más profunda registrada en 70 años, permitiendo que una pequeña minoría amasase enormes fortunas a expensas de los puestos de trabajo de los trabajadores y trabajadoras, su seguridad y sus ingresos, mientras cientos de millones de personas permanecen sumidos en la más absoluta pobreza”.

El movimiento sindical internacional ha indicado que los resultados de la Cumbre del G20 en Pittsburgh representan un progreso respecto a los obtenidos en la Cumbre de Abril en Londres, aunque advierte que no hay que dormirse en los laureles, y destaca ciertas áreas cruciales respecto a las cuales se han logrado pocos o ningún progreso. “Los desafíos a los que se está enfrentando el mundo actualmente no pueden ser utilizados como una excusa para amenazar y debilitar las normas del trabajo internacionalmente reconocidas. Debemos revertir la tendencia hacia el trabajo precario y la inseguridad, y continuar combatiendo las violaciones de los derechos de los trabajadores/as ahí donde se produzcan,” indicó Ryder.

Un nuevo informe de la CSI hecho público con ocasión de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, titulado 'El camino hacia la recuperación: Cómo el empleo es fundamental para poner fin a la crisis mundial', describe cómo, en respuesta a la crisis económica mundial, la peor desde la Gran Depresión, que está ocasionando la pérdida de millones de puestos de trabajo, la economía debe basarse en la justicia social y la sostenibilidad medioambiental, el respeto de los derechos de los trabajadores reconocidos internacionalmente, una regulación financiera efectiva y una gobernanza mundial que dé prioridad a las personas.

“Este 7 de octubre, los sindicatos elevan sus voces en todos los continentes para mantener la presión con vistas a un cambio fundamental, la justicia y la equidad. Deberán hacer frente a una enorme resistencia por parte de aquellos que se aprovecharon en el pasado de la explotación de los demás. Los sindicatos están determinados a confrontar y vencer esa resistencia, y a asegurarse de hacer llegar a todos los gobiernos del mundo el mensaje de que deben obtener los resultados que exigen los trabajadores y trabajadoras”, concluyó Ryder.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.