imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. El trabajo a tiempo parcial ha aumentado su importancia de manera sostenida desde 2007 en España, incrementando su incidencia en el mercado laboral durante 6 años consecutivos, una evolución similar a la registrada en la eurozona, según se desprende de un análisis realizado por la empresa de Recursos humanos, Randstad, a partir de los datos oficiales publicados por Eurostat, correspondientes a 2013.

En 2007, el 11,4% de los trabajadores españoles desarrollaba su actividad a tiempo parcial, una tasa que ha ascendido hasta el 15,7% en 2013. Este porcentaje supone, actualmente, más de 2,5 millones de profesionales ocupados.

De igual manera, este incremento se aprecia en otros países del entorno, como en Italia, que ha pasado del 13,4% en 2007 al 17,7% de 2013, o en Portugal, que ha crecido del 8,9% al 11,1% actual.

De igual manera, Francia, Reino Unido o Alemania también han registrado un aumento de este tipo de trabajo, si bien menos pronunciado que en los países anteriores. En términos generales, todos los países analizados, a excepción de Croacia y Polonia, han aumentado su número de trabajadores a tiempo parcial.

Países Bajos y Suiza, países con mayores tasas de empleo a tiempo parcial

Todos los países con tasas de paro menores al 8% disponen de una elevada penetración de trabajadores a tiempo parcial en sus mercados laborales, por encima del 24%. Este es el caso de Noruega o Suiza, que cuentan con los ratios de desempleo más bajos de los países analizados, con un 3,5%. En Suiza, más del 35% de los trabajadores desempeña su actividad a tiempo parcial, mientras que en Noruega esta tasa se sitúa en el 27%.

Holanda, por su parte, es el país donde el empleo a tiempo parcial está más implantado, pues la mitad de sus profesionales ocupados ejerce con este tipo de contratación, y su tasa de paro está por debajo del 7%. La media de desempleo europea se sitúa en el 10,8%, y uno de cada cinco trabajadores realiza una jornada laboral a tiempo parcial (19,6%).

En el caso de España, a pesar de la evolución desde 2007, las tasas de empleo a tiempo parcial todavía se sitúan por debajo de la media europea. En Grecia, Croacia o Portugal, países con elevados ratios de desempleo, menos del 11% de sus profesionales trabajan a tiempo parcial, alcanzando incluso en 5,4% en Croacia, la tasa más baja.

La mitad de las trabajadoras españolas menores de 25 años, a jornada parcial

El sexo de los profesionales influye de manera determinante en el tipo de jornada que realizan. De esta manera, en todos los países el número de mujeres que desarrolla su actividad a jornada parcial es superior al de hombres. En el caso de España, el 7,7% de los hombres trabajan con este modelo de contratación, frente a un 25,2% de mujeres.

La media de los países europeos se encuentra en línea con los datos nacionales. En Europa, la relación es del 8,7% en los hombres frente al 32,3% en mujeres. Es decir, a pesar de que las tasas en España de trabajo a tiempo parcial han crecido en ambos sexos, aún se sitúan alejados de la media europea.

Este modelo de contratación supone, en términos generales, una de las primeras opciones para el acceso al mercado laboral de los más jóvenes, los menores de 25 años. Para este colectivo constituye una plataforma que aumenta su empleabilidad y les permite desarrollar sus capacidades profesionales en un entorno competitivo.

En Europa, uno de cada tres trabajadores menores de 25 años (32%) trabaja a tiempo parcial, una tasa que aumenta hasta el 40,4% en el caso de las mujeres y que se sitúa en el 32% en el caso de los hombres. Los datos de España han experimentado un crecimiento entre 2007 y 2014 superior al registrado en Europa. En 2007 las tasas de ambos sexos se situaban por debajo de la media europea pero, seis años después, están por encima.

El porcentaje de trabajadoras menores de 25 años que desarrollan su actividad a tiempo parcial en España alcanza el 47,2% en 2013, una cifra que ha ascendido desde el 31% de 2007. Entre los hombres, el incremento ha duplicado sus cifras, creciendo desde el 14,1% hasta el 33,2% actual.

En países escandinavos, como Noruega, Dinamarca o Suecia, más del 50% de sus profesionales desarrolla su actividad con este modelo de contrato. Sin embargo, aún están lejos de la tasa de Países Bajos, que superan el 77% y alcanza entre las mujeres el 86%. Es decir, casi nueve de cada diez mujeres holandesas menores de 25 años trabajan a tiempo parcial.

RRHHpress.com

 

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.