randstadRecursos Humanos RRHH Press. Un total de 237.570 contratos temporales se han convertido en España en indefinidos en el primer semestre del año en España, un 18,1% más que en el mismo periodo del año pasado (201.232), según un análisis realizado por la compañía de Recursos Humanos, Randstad, de los datos publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

Esta cifra de conversión de contratos temporales en indefinidos es, según Randstad, la segunda mejor en esta década en un primer semestre del año. Es decir, tan solo 2011 registró una cifra más elevada, con 255.269 contratos, frente a los 237.570 convertidos en 2015.

Sin embargo, en los últimos tres años la cifra de conversión se había mantenido estable en torno a los 200.000 contratos, mientras que 2015 ha registrado la variación positiva más pronunciada en el periodo analizado, con un incremento del 18% a nivel nacional.

En términos absolutos, los contratos temporales convertidos en indefinidos han aumentado en más de 36.000 en el último año.

Incremento en todos los sectores productivos

El estudio de Randstad revela que el aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos se ha producido en todos los sectores y para ambos sexos, si bien la evolución ha sido diferente en todos ellos.

Agricultura y construcción han sido los sectores que han registrado incrementos más elevados, con 32% y 30%, respectivamente. Randstad destaca especialmente el caso de la construcción, ya que 2015 ha sido el primer año en el que ha aumentado su volumen de contratos convertidos en indefinidos tras siete años consecutivos de descensos. Su dato más bajo se registró en 2014, con menos de 12.000 contratos durante los primeros seis meses del año. Esta cifra ha ascendido hasta los 15.581 en 2015.

Industria, por su parte, ha aumentado su volumen de contratos temporales convertidos en indefinidos un 29%. Este incremento viene motivado por una variación más pronunciada en hombres (+32,4%) que en mujeres (+20,3%).

El sector servicios ha sido el que ha experimentado menor crecimiento (15%) en este tipo de contratos, aunque se trata del sector con mayor volumen de conversiones en indefinidos, ya que acumula el 77% del total. También en este caso la variación ha sido superior en hombres (+16,3%) que en mujeres (+13,8%).

Todas las comunidades autónomas crecen por encima del 11%, salvo Cantabria

Castilla-La Mancha, Castilla y León y La Rioja son las regiones con las variaciones más pronunciadas en el último año, con incrementos por encima del 28% en todas ellas. Por su parte, Aragón, Euskadi y Madrid registran aumentos de entre el 22% y el 25%, mientras la tasa a nivel nacional alcanza el 18,1%.

Todas las comunidades autónomas, excepto Cantabria, han aumentado el número de contratos convertidos en indefinidos, y en todos los casos la variación se ha situado por encima de los dos dígitos. Cantabria, sin embargo, ha experimentado una evolución negativa, con una caída del 8% en el último año.

Por provincias, además de Cantabria, solo Granada y Cáceres registran variaciones negativas, con -2,8% y -0,6%. En todas las demás la evolución ha sido positiva.

Guadalajara prácticamente ha duplicado su volumen de contratos convertidos en indefinidos, con un aumento por encima del 93%. Le siguen Zamora y Albacete, con 57% y 48%, respectivamente. Las provincias castellanoleonesas de Valladolid y Salamanca se sitúan en cuarto y quinto lugar, con variaciones superiores al 33%.

En términos absolutos, Madrid, Barcelona y Valencia son las tres provincias donde se han realizado más conversiones durante el último año. En el caso de la capital, la cifra asciende a 39.700 contratos, mientras que Barcelona se sitúa en 36.100. Valencia, a mayor distancia, roza los 13.000, lo que supone un 22% más que en el mismo periodo de 2014.

imagen de la noticia

Contratos convertidos en indefinidos (acumulado enero-junio 2010–2015)

RRHHpress.com


SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.