bbva researchRecursos Humanos RRHH Press. BBVA Research, servicio de estudios de BBVA, ha propuesto hoy el desarrollo de reformas integrales de las instituciones del mercado de trabajo español que incluyan incentivos a la contratación indefinida, la modernización del sistema de negociación colectiva, un reequilibrio del sistema impositivo y una modificación integral de las políticas del mercado de trabajo.

Además, según ha informado la entidad financiera, BBVA Research señala que, junto con los cambios en el mercado laboral, deben abordarse medidas en otros ámbitos complementarios, como en el sistema formativo y políticas que mejoren la regulación de los mercados de bienes y servicios y reduzcan las barreras al crecimiento empresarial, para aumentar la competencia y productividad.

De implementarse estas reformas, BBVA Research asegura que aumentaría la contratación estable, se protegería a los colectivos con mayores dificultades de inserción laboral y aumentaría la eficiencia de las empresas.

BBVA Research considera que el comportamiento del mercado de trabajo ha representado un problema crónico para la economía española durante las últimas cuatro décadas, y se ha convertido en una anomalía entre los países desarrollados.

En concreto, tanto la tasa de paro estructural como la respuesta del empleo a las fluctuaciones cíclicas de la actividad prácticamente duplican a las de otras economías, como las ocho más avanzadas de la Unión Europea (UE-8).

En España, más de 8,5 millones de personas en edad de trabajar, dos de cada diez activos y tres de cada diez asalariados tienen dificultades para acceder a un contrato indefinido.

Entre las causas que contribuyen a que el mercado de trabajo en España sea ineficiente figuran, según BBVA Resedarch, las deficiencias del sistema de protección al empleo y de la negociación colectiva, que contribuyen a la segmentación del mercado laboral, obstaculizan el dinamismo empresarial y dificultan la creación de empleo, una estructura fiscal que encarece la contratación, desincentiva la prolongación de la vida laboral y limita la competitividad, unas políticas activas de empleo limitadas y poco efectivas y unas políticas pasivas de empleo desvinculadas de las activas.

Reforma integral

Si bien la reforma laboral aprobada en 2012 y las medidas complementarias adoptadas desde entonces han contribuido a reparar algunas de las deficiencias del mercado laboral, BBVA Research señala que los elevados niveles de paro y temporalidad demandan nuevas actuaciones.

imagen de la noticiaPor este motivo, el servicio de estudios de BBVA demanda una reforma integral de las instituciones del mercado de trabajo español, que incluya un cambio del sistema de protección del empleo para incentivar la contratación indefinida, la modernización del sistema de negociación colectiva y una modificación exhaustiva de las políticas del mercado de trabajo.

Medidas propuestas por BBVA Research

BBVA Research propone una serie de medidas que incentivarían la contratación estable y protegerían a los colectivos con mayores dificultades de inserción laboral. En este sentido, plantea conjuntar una simplificación efectiva del menú de contratos con un cambio integral del sistema indemnizatorio, que elimine la dualidad existente entre trabajadores temporales e indefinidos.

El sistema de indemnización por finalización del contrato sería mixto. Una parte provendría de una cuenta de ahorro individual nutrida de aportaciones periódicas realizadas por la empresa con independencia del tipo de contrato. La otra parte dependería de la antigüedad del trabajador en la empresa.

Este nuevo sistema sería de adscripción obligatoria para todos los nuevos contratados y de mutuo acuerdo entre el empleador y el empleado para los preexistentes.

Además, sería necesario un mayor control por parte de las autoridades laborales con el objetivo de minimizar el fraude de ley, tanto en los contratados temporales que desempeñan tareas de naturaleza permanente como en los formativos que encubren un contrato temporal o indefinido.

BBVA Research calcula que la racionalización de la indemnización se podría traducir en una caída de la tasa de temporalidad de entre 6 y 11 puntos. Por cada punto que se reduzca la tasa de temporalidad como consecuencia de la reforma, la tasa de paro podría disminuir entre 0,5 y 0,8 puntos. El descenso de la temporalidad y del desempleo y el incremento de la productividad por trabajador inducidos por la reforma tendrían repercusiones positivas a largo plazo sobre el PIB, las horas totales trabajadas y la equidad en la distribución de la renta.

Modernización de la negociación colectiva

El Observatorio Económico también demanda cambios en el sistema de negociación colectiva. En este sentido, BBVA Research recomienda una apuesta decidida por una flexibilidad salarial duradera y pactada entre los agentes sociales. Además de estimular la creación de empleo, esto contribuiría a reducir la incertidumbre y a estimular la inversión. Para ello, se sugiere que los convenios sean sensibles a las diferencias sectoriales en costes laborales unitarios respecto a otros países competidores. Asimismo, se debería generalizar el pago por rendimiento al conjunto de los trabajadores, de tal forma que una parte de la remuneración dependiera del desempeño individual y de los resultados de la empresa.

imagen de la noticiaBBVA Research considera que la negociación colectiva debe articularse, hasta donde sea económicamente eficiente, en el ámbito de la empresa. Dadas las enormes diferencias de productividad entre empresas según su tamaño, un único convenio colectivo de carácter sectorial (nacional o provincial) difícilmente satisface las necesidades de todas las empresas a las que se aplica. Además, una mayor descentralización no está reñida con la supervivencia de un sistema de negociación multinivel, pero sí requiere delimitar las materias a negociar en cada uno de los ámbitos.

Para aumentar la cobertura de los acuerdos colectivos y fomentar la negociación en la pyme, los convenios deberían ser, como norma general, de eficacia limitada. Como alternativa, la firma del acuerdo de empresa podría complementarse con la adhesión parcial al convenio de ámbito superior (cláusulas opting–in). Además, sería deseable simplificar el contenido de los convenios y poner a disposición de las pymes modelos de redacción de uso inmediato.

Disminución de la presión fiscal sobre el empleo

El Observatorio Económico asegura que la estructura del sistema fiscal español no incentiva la creación de empleo. En comparación con otros países de la UE, España exhibe un mayor peso de las cotizaciones sociales respecto a los impuestos indirectos, lo que encarece la contratación y limita la competitividad de la economía.

La distorsión de las cotizaciones sociales en el mercado de trabajo se debe a que estas no son internalizadas por los empleados como parte de su remuneración (en forma de futuras pensiones), lo que limita la demanda de trabajo.

meyssReducción de las cotizaciones a la Seguridad Social

En este sentido, el servicio de estudios de BBVA propone una reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social financiada con un aumento de los impuestos indirectos. La devaluación fiscal debería introducir progresividad en las cotizaciones a la Seguridad Social, al menos temporalmente, mediante un mínimo exento. Esta medida estimularía la contratación de los desempleados con menor capital humano y productividad.

Los cálculos disponibles sugieren que una disminución de 2,3 puntos en las cotizaciones sociales podría financiarse con un aumento de 2,0 puntos en los tipos implícitos de los impuestos indirectos. Este cambio en las cargas tributarias podría generar 200.000 puestos de trabajo y un aumento del PIB del 0,7% a largo plazo.

Mayor eficiencia en las políticas activas y pasivas

BBVA Research señala que el papel jugado por las políticas activas de empleo (PAE) en la mejora de la empleabilidad de los trabajadores en España ha sido históricamente modesto. La baja cuantía de los recursos y la escasa efectividad de las medidas de activación han condicionado su éxito. En consecuencia, se propone aumentar la dotación presupuestaria destinada a PAE, reforzar los servicios públicos de empleo y estrechar la colaboración con el sector privado. Además, sería deseable una evaluación continua y rigurosa de las medidas de activación.

Respecto a las políticas pasivas, el Observatorio Económico indica que, si bien la generosidad de las prestaciones por desempleo en España es similar a la del conjunto de la UE, el tiempo máximo de percepción es relativamente elevado y la condicionalidad, escasa, lo que tiene repercusiones sobre la permanencia en el desempleo.

Por ello, BBVA Research propone condicionar la percepción de prestaciones por desempleo a la participación de los parados en programas de activación, a semejanza de lo que sucede en la gran mayoría de países europeos, con la finalidad de aumentar la probabilidad de encontrar empleo y reducir el tiempo de permanencia en el desempleo.

Además, sería aconsejable, según BBVA Research, vincular la duración del derecho a percibir prestación con la posición cíclica de la economía (mayor en tiempos de crisis a cambio de una duración menor en las expansiones) y racionalizar los criterios de elegibilidad.

Otras medidas recomendadas

Así mismo, BBVA Research apunta que serían bien valoradas otras medidas dirigidas a incentivar la prolongación de la vida laboral, facilitar la transición hacia un sistema público de pensiones de cuentas nacionales, mejorar el sistema educativo, reducir los obstáculos regulatorios a la competencia y al aumento del tamaño empresarial y mejorar el acceso a la financiación de las pymes.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.