imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Un informe elaborado por el Área Económica de Comisiones Obreras (CCOO) de Industria ha puesto de relieve que la calidad del empleo que generan las empresas del sector industrial en España se deteriora a medida que pasan los meses.

Así, el sindicato destaca que según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), de los 91.000 puestos de trabajo que se crearon en 2015, casi el 60% son temporales, un porcentaje superior al que se registró en el primer semestre del mismo año.

Estos números también revelan que el empleo temporal de la industria crece a un ritmo del 14%, frente a la leve subida de cerca del 3% que experimenta el indefinido. Según el sindicato, “de continuar esta tendencia, la industria dejará de ser ejemplo de empleo estable y de calidad”.

CCOO advierte que “el recurso indiscriminado e intenso al empleo precario” hizo que la tasa de temporalidad se disparase hasta el 20% en 2015, frente al 18% que se registró un año antes.

En el ámbito agroalimentario, “el recurso a la precariedad también es todavía más endémico”, puesto que “12.991 trabajadores y trabajadoras fueron reclutados mediante contratación temporal en 2015, lo que supuso el 81% del empleo generado y lo que elevó la tasa de temporalidad desde el 41,7% al 42,5%”, señalan desde CCOO.

Por su parte, en el sector agropecuario aumentó un 2,2% la temporalidad y en la industria alimentaria cerca del 10%. “Los empresarios y empresarias del sector vuelven a ignorar que para actividades estacionales también se puede recurrir al contrato fijo discontinuo o al de jornada parcial con distribución irregular”, recuerdan desde el sindicato.

Por último, CCOO ha destacado que no todos los sectores del ámbito de CCOO de Industria generaron empleo el año pasado. Los de Defensa, “dependientes de unos presupuestos públicos muy restringidos”, registraron la mayor pérdida de empleo -unos 5.000 puestos de trabajo, una caída del 8%, superados por la industria extractiva, con una contracción del 13,5%, dinámica que se reprodujo en la industria alimentaria, que perdió 8.200 empleos indefinidos, que no fueron cubiertos con el empleo temporal que lo sustituyó, unos 7.000 nuevos contratos.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.