Imagen de la noticia

Redacción. La Región de Murcia es pionera en España en reconocer todas las cualificaciones y competencias profesionales en materia de buceo profesional, facilitando a las personas certificadas la posibilidad de ejercer su trabajo en Europa

La comunidad autónoma ha expedido 160 tarjetas en el primer año de la entrada en funcionamiento de la nueva regulación que acredita la profesión de buceador. Se trata de un certificado para reconocer las competencias y habilidades en materia de actividades subacuáticas.

Esta acreditación favorece tanto a buceadores como a las empresas que los contratan, ya que a estas últimas les facilita el acceso a profesionales especializados.

Esta certificación fomenta el empleo y la cualificación profesional en sectores tales como la acuicultura, la arqueología submarina, el buceo científico u otros trabajos técnicos de buceo desarrollados en desaladoras, obras hidráulicas o zonas portuarias, muchas de ellas especialidades y habilidades recogidas en las tarjetas de buceo profesional.

Los profesionales que quieran obtener la tarjeta tienen que poseer alguna de las siguientes cualificaciones: título de buceo profesional establecido por el Estado en 1973, título académico de formación profesional en materia de buceo profesional, certificados de profesionalidad pertenecientes a la familia marítimo-pesquera y encuadrados en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, o certificado de superación de los cursos o títulos militares expedidos por el Centro de Buceo de la Armada o la Escuela Militar de Buceo.

La tarjeta, que tiene una vigencia de cinco años y puede ser renovada por períodos iguales y sucesivos, contiene los datos personales del titular, las titulaciones y acreditaciones de buceo profesional y los reconocimientos médicos periódicos exigidos en la normativa estatal de seguridad para el ejercicio de actividades subacuáticas.

Para el ejercicio profesional de buzo, además de la tarjeta, es necesario contar con un seguro de accidentes y de responsabilidad civil en vigor, así como haber superado el correspondiente reconocimiento médico, según lo exigido en la normativa de ámbito nacional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.