Imagen de la noticia

Redacción. El auge de la transformación digital y la demanda de perfiles profesionales relacionados con la misma está provocando que personas sin elevada cualificación tecnológica puedan sentirse desorientadas y excluidas del mercado de trabajo.

Con el objetivo de aportar un poco de luz a todas aquellas personas que puedan sentirse desplazadas laboralmente por culpa de las nuevas tecnologías, la Fundación Adecco ha realizado un pronóstico sobre cuáles serán las profesiones más demandas en 2020 para las que no hace falta ser un experto tecnológico, para lo que se ha basado en las posiciones publicadas en su portal de empleo y en su experiencia de más de 20 años en la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión.

Los 10 perfiles más demandados fuera del ámbito tecnológico

Comercial

Se trata de la vacante más demandada y que nunca pasa de moda. Su función es atraer clientes e incrementar el número de ventas, aspecto fundamental para mantener a flote a una organización.

En una coyuntura de cierta incertidumbre económica motivada por la ralentización, las empresas buscarán reclutar a profesionales capaces de posicionar su marca en el mercado, que consigan atraer a potenciales consumidores y que sus ventas no decaigan.

Más allá de los conocimientos técnicos, sin duda necesarios para la venta de algunos productos, las compañías buscarán personas perseverantes, empáticas, disciplinadas y con dotes de comunicación.

Auxiliar administrativo

Se trata de una profesión en permanente demanda, en la medida en que realizan el trabajo de base, fundamental para el desarrollo de cualquier organización.

Esta posición generará un importante volumen de ofertas durante este año en empresas de todos los sectores, y, muy especialmente, en el área de logística y transporte, ocupándose de la recepción de documentación y atención telefónica, entre otras funciones, en todo lo relacionado con la gestión de almacén y el departamento de tráfico.

Se buscan personas metódicas, ordenadas y con conocimientos básicos de informática, si bien es cierto que cada vez se demanda un conocimiento más específico de la herramienta Excel.

Teleoperador de atención al cliente

En 2020 se consolidará la expansión de las empresas de contact center. Los consumidores cada vez disponen de menos tiempo para realizar compras físicas, con pocas oportunidades de contacto presencial entre la marca y el consumidor.

Por ello las empresas necesitan un servicio eficiente de atención telefónica al cliente y suelen externalizarlo a las citadas empresas, que reclutarán teleoperadores de atención telefónica este año. Entre sus funciones, los teleoperadores se encargan de resolver incidencias habituales a los clientes, darles soporte tecnológico y fidelizarlos. Para este puesto se demandan profesionales con capacidad de escucha, orientación al cliente y alineación a los objetivos de la empresa.

Técnico de mantenimiento

La tecnologización y la mecanización de los procesos provoca que las empresas dispongan de cada vez más maquinaria que mantener, por lo que el tradicional oficio de técnico de mantenimiento se posiciona como uno de los más solicitados en el mercado laboral en 2020.

Entre sus funciones, destaca el diagnóstico y la reparación de averías o la realización de revisiones periódicas para comprobar que los equipos funcionan correctamente y bajo condiciones de seguridad. Si bien esta posición no requiere ser un experto tecnológico, a menudo sí exige conocimientos de mecánica, electricidad, etc., por lo que puede ser necesario disponer de una FP en ramas técnicas, además de competencias como la flexibilidad o la capacidad de análisis.

Promotor

En tiempos de hiperestimulación publicitaria, las empresas se verán en la necesidad de diferenciarse de sus competidores desarrollando estrategias de negocio innovadoras que impliquen el lanzamiento de nuevos productos.

Por ello buscarán promotores que den a conocer dichos productos, haciendo demostraciones en centros comerciales, ferias u hogares particulares. Como en el caso anterior, se demandarán profesionales perseverantes, con capacidad de persuasión y que inspiren confianza.

Camarero de banquetes y ayudante de camarero

En España se necesita de una restauración cada vez más cualificada y profesional, lo que impulsa la demanda de camareros de banquetes y ayudantes de camarero.

Los camareros de banquetes o de sala son los responsables de atender a un conjunto de mesas en establecimientos de restauración: preparan las mesas, toman notas de los menús y atienden posibles incidencias de los consumidores.

Los ayudantes de camarero, por su parte, son perfiles concebidos para dar soporte al camarero de sala, sirviendo los menús, realizando reposición de las cámaras frigoríficas o manteniendo las instalaciones limpias. En ambos casos es imprescindible disponer de carnet de manipulación de alimentos, y muy valorable la formación profesional en hostelería.

Dependiente especializado

Las empresas cuidan cada vez más la atención a sus consumidores en los espacios físicos, conscientes de que estos se convierten en entornos exclusivos, vitales a la hora de construir su imagen de marca. La razón por la que se están demandando dependientes, que no se limiten a gestionar cobros, sino que actúen como orientadores de la clientela y como animadores de los puntos de venta. En 2020 está profesión volverá a repuntar con fuerza, valorándose muy positivamente el dinamismo, las habilidades sociales o la capacidad de escucha.

Auxiliar de geriatría

El progresivo incremento del número de personas con dependencia reconocida impulsa la demanda de profesionales de atención sociosanitaria, entre cuyas funciones está la atención personal al dependiente en ámbitos como el aseo o los cambios posturales, así como la compañía y el apoyo psicológico.

Para desempeñar este puesto suele requerirse un certificado de profesionalidad en atención sociosanitaria, que permite trabajar en domicilios y/o residencias, siendo el perfil de auxiliar de geriatría uno de los más demandados. Además, se exigen habilidades como la empatía, la capacidad de escucha y la vocación de servicio.

Operario de producción

Este perfil no ha dejado de generar demanda en los últimos años y se espera que siga haciéndolo durante el venidero en sectores como el farmacéutico o la automoción. Con el auge del eCommerce se registra una demanda creciente de trabajadores que participen en las primeras fases de los procesos de producción: puesta en marcha de maquinaria, limpieza de las mismas, etiquetado de productos, etc.

Para desempeñar este puesto, es habitual que se exija una titulación de FP en ramas técnicas, así como cualidades como la metodicidad, la responsabilidad o la capacidad para la resolver problemas.

Mozo de almacén

Nuevamente, el repunte de la venta online sitúa esta posición en un lugar fundamental este año, tratándose del perfil que se ocupa de la recepción y ubicación de mercancías en el almacén y de que los productos estén ordenados y accesibles de cara a la preparación de pedidos.

Para este puesto suele requerirse buena forma física, disponibilidad para el trabajo por turnos y habilidades de trabajo en equipo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.