Manuel Giménez, consejero de Economía, Empleo y Competitividad del Gobierno regional, y Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, mostrando los documentos firmados

Redacción. La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid han suscrito esta semana un convenio de colaboración para potenciar la coordinación y eficacia de los servicios de orientación y formación para el empleo que reciben las personas desempleadas de la capital.

Este acuerdo, el primero que firman ambas administraciones en esta materia y que se enmarca en la Estrategia Madrid por el Empleo, establece las actuaciones que desarrollarán ambas administraciones para potenciar su coordinación y cooperación en este ámbito.

Así, una de las iniciativas más importantes que se van a poner en marcha es la gestión conjunta de ofertas de empleo, lo que implica el intercambio de datos e información sobre demandantes de empleo

Gracias a este acuerdo, todas las ofertas de trabajo que capte la Agencia para el Empleo de la capital se incorporarán al Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo (SISPE) para que puedan ser difundidas a través de la red regional de oficinas de empleo.

Esta información permitirá al Servicio Público de Empleo regional enviar a la Agencia candidatos registrados como demandantes de empleo que respondan a los perfiles solicitados en esas ofertas.

Este intercambio de datos, que evitará duplicidades y solapamientos en los servicios ofertados por Comunidad y Ayuntamiento agilizando las posibilidades de contratación, plantea además la opción de reabrir la oficina que la Agencia para el Empleo tenía en las instalaciones de Mercamadrid, y que ahora se gestionaría de manera conjunta para cubrir las necesidades de empleo de las empresas que operan en el gran mercado central de la capital.

Planificar y coordinar empleo y formación

Además, en virtud del convenio se van a establecer grupos de trabajos orientados a planificar y coordinar los programas de formación en alternancia con el empleo que impulsa la Comunidad de Madrid en la capital, y a las que el gobierno regional destina cerca de 24 millones de euros cada año.

También se realizará un seguimiento conjunto de las actividades de intermediación laboral desarrolladas por cada administración con el fin de consensuar metodologías y criterios que faciliten un mejor perfilado de los demandantes y optimicen las labores de prospección de empresas que ofrecen empleo.

Las acciones conjuntas también impulsarán la difusión por los canales municipales de todos los servicios que la Comunidad de Madrid pone a disposición de demandantes de empleo y empleadores y el intercambio de datos, estadísticas y estudios sobre los programas de empleo y formación que ponga en marcha cada administración, lo que permitirá al Servicio Público de Empleo regional evaluar la eficacia de las acciones promovidas por la Agencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.