Imagen de la noticia

Redacción. El producto interior bruto (PIB) de Cataluña podría reducirse un 12 % en 2020 debido a la duración de las medidas de confinamiento durante más tiempo del esperado, el mayor impacto de las restricciones sobre la demanda interna, la reducción intensa del consumo, la concentración de esta en la producción nacional y la caída del sector turístico.

Así lo ha puesto de relieve esta semana BBVA Research, Servicio de Estudios de BBVA, cuyas previsiones apuntan que, para 2021, el crecimiento de la economía catalana podría alcanzar el 7,4 %.

De cumplirse estas estimaciones, Cataluña perdería 110.000 puestos de trabajo en el conjunto de 2020 y 2021, lo que supone un aumento de la tasa de paro de 3,3 puntos porcentuales, hasta situarse cerca del 14,4 % en promedio en 2021.

Según BBVA Research, el impacto de la crisis del covid-19 ha sido significativo, aunque heterogéneo y con algunas diferencias respecto a la crisis económica de 2008.

Por edades, en la actual crisis los mayores de 35 años representan más de la mitad de las personas que han perdido su empleo, frente a una quinta parte en la anterior crisis. No obstante, como en 2008, la caída en el empleo continúa siendo mayor entre los jóvenes.

Por sectores, la hostelería, con un elevado peso en Cataluña, sufre intensamente las consecuencias de la pandemia. Así, hostelería y comercio acumulan el 45 % de los ocupados afectados por la crisis.

Así mismo, el impacto de las medidas de apoyo al empleo puede ser superior en Cataluña, ya que los datos medios del mes de junio apuntan que el empleo efectivo sería ahora un 29 % inferior al esperado en un escenario en ausencia de la pandemia, 3 puntos porcentuales más que en España.

De ellos, tres cuartas partes se habrían acogido a las medidas de protección de los expedientes de regulación temporal (ERTE) y la prestación extraordinaria para autónomos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.